El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, 2014. Isleta del Moro, Almería)

viernes, 23 de octubre de 2020

Cansancio

Estaba agotado. Había pasado todo el día recorriendo, una y otra vez, la calle en la que se levanta la casa de ella. Mirando su balcón con las flores apagadas. Caminando arriba y abajo. Desde abajo, media vuelta y, otra vez, arriba. Cómo cuesta la cuesta... Incansable. Sin otro deseo que hacerse el encontradizo. Verla de nuevo, aunque fuese de lejos, o volver a escuchar su voz. Tener alguna noticia. Sentir su presencia de algún modo. Incluso un poco del aroma de su sombra a hurtadillas.

Inasequible al desaliento y lleno de esperanza, pasó el día dejando mensajes y notas pegados en los muros de la calle, con la vana ilusión adolescente de que llegasen a ella. A su alma. A la lucidez de su recuerdo. Un ciego le pidió limosna o un cigarrillo... lo siento no fumo. Se cruzó con un mendigo, oliendo a derrota y vino rancio, rogaba ayuda por una compasión que ya ni él mismo sentía. Mirando sin ver los guiños cómplices de mujeres ajadas con marido ausente y libido presente. Tiempo otoñal incapaz de hacer caer las hojas de la ventana añorada. Arriba y abajo; pisó sobre sus pasos y pasó el tiempo inerte. Hasta que el espeso silencio y la nula respuesta demostraron, sin margen ni resquicio para la duda, lo inútil e infructuoso del intento.

Cansado, muy cansado, triste y decepcionado, se alejó sin apartar la húmeda mirada de las cerradas ventanas. Ciegas y calladas, sordas ante el último gesto de ilusión esperanzada, convertida en lección inesperada. Calló la palabra. Cayó la noche. Se encendieron las luces, se apagaron las ganas. Siempre se aprende algo.

Caminando siempre se hace camino... que acerca o aleja. No hay mascarilla que proteja del miedo.

FRM [28/09/2020]

Foto propia, Alcalá de Henares

domingo, 11 de octubre de 2020

Nos cortan las alas

Vivimos momentos alados...

Unos "hacen volar palomas",
otros "marean la perdiz",
algunos intentamos sobrevolar la situación,
"dejándonos las plumas" del alma,
mientras la salud se despluma
se cortan las alas a la economía.

Y la sombra de Ícaro desplomado planea sobre las cabezas de todos.

FRM [11/10/2020]

Ala, obra de Alberto Durero

miércoles, 30 de septiembre de 2020

Odisea vital

La vida es un océano enfondado de amores naufragados,
sucumbiendo a cantos de sirena
o a los, de Circe, turgentes encantos,
entre islotes varados, donde mora el tentador descanso
para reposar y seguir navegando, sobre pecios olvidados
y poemas soñados con homéricas quimeras
sobre dulces y nuevas singladuras que esperan,
poniendo la suerte en manos de Poseidón,
hacia la Ítaca interna de cada incansable Odiseo...
Haz que el viaje sea largo, con paz y amor sin premura ni reservas.
Disfruta y siente intensamente el gozo de la aventura.
Apaga las velas y despliega todo el trapo del alma.

FRM [30/09/2020]


lunes, 7 de septiembre de 2020

Santoral pagano (17)

Había dado por terminada la recopilación de este milagroso santoral, hasta que un querido amigo que usa dos ruedas más que sus dos pies, me ha recordado la existencia histórica de este gran santo peregrino.

Padrino de los moteros, durante muchos años fue el santo patrón protector de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Un clásico temido por los conductores imprudentes e infractores... El veloz y justiciero San Glas.

FRM [06/09/2020]

San Glas patrullando en la carretera

sábado, 13 de junio de 2020

Puerta al amanecer

Foto propia. Mirada metafórica, "Puerta al amanecer"

En mi pecho, baten de nuevo alas blancas.
Mi alma vuela al encuentro del cielo.
Una música sin sonido
embarga mis sentidos de feliz dicha.

Los negros graznidos
se hunden en la tumba
cavada en horizonte de olvido
entre la chatarra que es su sitio.

Brisa fresca reaviva mis árboles
que acogen miles de pájaros vivos,
entonando la invisible partitura
de una alegre sinfonía.

Renace la garganta hundida en un pozo.
Muere el silencio sufrido.
El corazón grita contento,
palpitando con saltos de rana en flor.

Contigo, todo es cálido.
Contigo, las manos se llenan de estrellas.
Estrellas como luciérnagas revoloteando,
al ritmo afinado de tu risa recuperada.

Seguirán viniendo difíciles momentos.
Pero hoy sabemos la forma de transmutarlos,
construyendo un arco iris...
Puerta de nuevos amaneceres.

FRM [13/06/2019]

viernes, 13 de marzo de 2020

Hablar a tu piel

Voy a hablar a tu piel…
deja que ella escuche mi canto.
Deja que viva,
que se erice,
que tiemble,
que se eleve
entre susurros de deseos
y anhelo...

Tú sólo mira y siente.

Mira cómo ella se revuelve,
cuando le hablo
con mis manos
llenas de silenciosas palabras,
abrazadas,
en torrente desbordado,
a tus miradas empapadas
de un sentimiento
que es más que amar.

FRM [12/03/2019]

De la exposición "Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre"

martes, 10 de marzo de 2020

Momentos inesperados

Hay cosas que parecen coincidencias fortuitas. Yo pienso que es que hay almas que se hacen un lío con el cuerpo que les toca...

Cuando mi alma conecta con la tuya,
todo se abre a la luz.
Torna en día la noche.
La claridad me ilumina.

Encuentro en mí, respuestas a preguntas
que ni siquiera conocía.
Todo es sencillo.
Grande y nítido.
Nuevo.
De inusitada intensidad desmedida.

Puedo tomar,
con tan solo una mano,
todo el espacio infinito
que crece con nosotros.
Y abrazarlo...
Como si abrazara las nubes
o danzara entre sedas por la brisa acunadas.

Puedo navegar por el océano del siempre.
De la eterna dicha.
De individualidades compartidas.
Eternamente fundidas.
Y así, perderme en ese sentimiento
de no saber si soy cuerpo de tu alma o de la mía.

En esos momentos respiro libre.
Inmenso.
Alegre.
Renacido.
Ajeno al tiempo...

Y me emociona sentir más dentro
que mi propia vida,
la dicha de la gota que, estallando libertad,
feliz y agradecida,
resbala por mi mejilla.

FRM [10/03/2019]

Foto propia, cuando la luz se abre camino

lunes, 9 de marzo de 2020

Redescubriendo

Redescubro tu piel.

Y después de haber caminado tanto por tu cuerpo...
siempre el camino me es nuevo.

Tus fragancias, tus flores, tus verdes y sombras... todo nuevo.
Tus palabras, tus silencios... todo nuevo,
hasta los besos.

Todo nuevo en ti...
Y yo, eterno peregrino,
en tu infinito siempre nuevo.

Sumando recuerdos.

FRM [09/03/2019]

Foto propia. Camino a Covalagua, Montaña Palentina

Por sorpresa

Foto propia. Mirada metafórica

Por sorpresa
me encontró tu amor.
Por sorpresa.
Un día cualquiera,
en cualquier momento,
no importa el lugar...
tú, yo y aquella conversación
entre miradas.

No me preguntes si llovía o nevaba,
si era en la tarde o por la mañana,
no sé si con frío o calor, sólo a ti veía.
Sólo a ti atendía.
El resto era ruido, gente, bulto, nada.
Simplemente, paisaje,
alrededor.

Y así...
Por sorpresa, en otra dimensión,
mi mano buscó la tuya
para, queriendo
como sin querer,
acariciarla.

Y fue entonces
cuando nuestras almas,
también como si nada,
quedaron, desde ese instante,
para siempre enlazadas.
Por sorpresa para los dos.

FRM [09/03/2019]

domingo, 8 de marzo de 2020

Almas en el río

En cada alma yace un poema que vuela en el viento o fluye flotando entre las aguas de un río.

Muy próximo a mi refugio discurre el río Tajuña que, a su paso por el pueblo que marca el límite de la provincia de Madrid, hace el amor con él entre los muslos acogedores de un puente enamorado.

Acudo a ese tranquilo y cercano lugar, pasando ante los portones del cementerio local situado junto al puente. Allí reposan las almas de generaciones de lugareños que acumularon vivencias para toda la eternidad.

En mi mochila, un cuaderno y una de mis plumas. Me acodo en el pretil con el cuaderno abierto y escucho atento...

Escucho y oigo el susurro de la brisa entre los árboles y el pálpito de las aguas rumorosas bajo la mirada de los ojos del puente en el que mis pies se asientan. Y me emociono cuando los sonidos se convierten en sílabas y éstas en palabras que me van calando el alma.

Son las voces de los recuerdos que no borra la tierra ni enmudecen las lápidas. Me llegan nítidas y elocuentes cuando sus infinitas vivencias me narran. Historias cotidianas, de amores, desamores, traiciones, decepciones, abnegación, esperanza, tristeza y felicidad... Tantas y tan diferentes como las propias almas; algunas, serenas y en reposo, y otras, sin paz, con desgarro alteradas. Todas cargadas de la poesía que la vida misma entraña. Vidas recorridas entre alegrías y dramas.

Llega el ocaso, se apaga la luz y se encienden las luciérnagas. Tapo mi pluma, cierro el cuaderno, el blanco lleno de notas con historias de almas desencarnadas... Y regreso a mi casa.

FRM [24/05/2019]

Foto propia, puente sobre el Tajuña

miércoles, 12 de febrero de 2020

Detuve el tiempo

Detuve mi tiempo.
Y lo dejé reposando a un lado de tu cama.

Despacito.
Para que despertaras en él.
Para que te sumergieras entre la espuma de sus olas,
agitadas por las agujas de Cronos.
Y volases desde su centro
batiendo tus alas de ángel de caricias.

Tú lo bordabas cada día para mí en algodones y en mañanas.
Entrelazando, en segundos robados,
fuegos, humedades, esperanzas y palabras.

Tú le diste sabor a días, a noches, a ventanas.
Y mi tiempo se volvió claro, transparente,
espejo que brillaba en tu mirada.

Y salimos escondidos, de puntillas,
en silencio y descalzos a respirarlo con ansia.
A impregnarnos de su aroma a jazmines de alma blanca.
Soñamos los dos, siendo uno,
en la herencia de los nuevos tiempos
que nos brindaba.

En las campanas con las que llamaba a nuestros deseos.
En las lágrimas que, en su caminar nos salpicaba,
entre subidas y bajadas.

Todo se volvió nuevo.
Cielo.
Magia.
Carne.
Alma...

Lo impensable se nos regalaba. En mi tiempo que yo congelaba.
Todo lo tornó en amor que nos estrenaba en él.
Tal día como hoy de otro lejano ayer.

FRM [12/02/2020]

Foto de Pablo Basagoiti

sábado, 8 de febrero de 2020

Todo es poesía

Mirada metafórica. "Todo es poesía"

En una noche en que Morfeo me ignora y obliga a soñar despierto, rindo homenaje a Afrodita con una plegaria que elevo a los cielos, haciendo un paréntesis insomne en mi silencio...

Poesía.
Todo.
Todo en ti es poesía.

Tus labios. Tu mirada de seda. Tus manos entre las mías.
Tus pechos oprimiendo mi aire en jadeo inevitable.
Tu boca jugosa, sellando de silencio mi lengua.

Tus susurros y suspiros tras la muerte dulce, preludio de la mía.
La tarde que cae sobre tibios cuerpos que comparten fragancia y compás.
Las agujas del reloj que nos apuñalan y cosen, uniéndonos.

El rescoldo de nuestra pasión saciada. La melancolía...
Las noches. Lo incierto. Nuestro amor preñado de días sedientos.
Todo.

Todo en ti.
Todo contigo.
Todo en la nostalgia de tu ausencia.

Y en la tristeza de mis añorantes días vacíos de ti,
viudos de tu cuerpo, huérfanos de tu aliento,
siempre sigo esperando lleno, completamente lleno... de tu poesía.

FRM [19/02/2019]

martes, 28 de enero de 2020

Háblame

Paz en el alma a la llegada del alba

Me dijiste
háblame,
háblame, aunque no me digas nada…
Y yo escucho tu deseo de palabra
y te hablo sin apenas decir.
Descansando mis verbos en tu almohada.
Llenando de adjetivos tu mirada.
Sin pasados.
Con presentes en regalo.
Con adverbios que te rodeen
donde, como y cuando
tú soñabas.
Y mi voz da paso a tu calma.
Y descansas en ella,
en arrullo,
en susurro,
hasta el alba.

FRM [28/01/2019]

Temblabas

No hacía frío, pero tú temblabas.
Temblabas en mí.
En aquella noche acurrucada.
Temblabas mojada.
Porque entre las estrellas y el alba
fuiste luna
y yo el mar que te acunaba.

FRM [28/01/2019]

Mirada metafórica. Playa en el cielo

domingo, 26 de enero de 2020

Como niños

Como niños...
Me gustaba jugar contigo
entre risas y jadeos.
Tu cerrabas los ojos, contando,
mientras jugaba al escondite por tu cuerpo.
Y cuando me descubrías,
en lo más recóndito de tus deseos,
entonces,
me dabas un beso
y yo...
te encontraba
entre recuerdos del pasado
y fragancias de aquel presente
con lejano aroma de esperanza.

FRM [26/01/2020]

Mirada para un recuerdo infantil.

sábado, 25 de enero de 2020

La diferencia

Foto propia. Imagen de la autenticidad

Hay quien dice que se preocupa por quien lo necesita y quien, sin alardes ni pregones, se ocupa haciendo lo necesario. El contraste acentúa la diferencia entre las falsas apariencias y la más sincera, inusual y ejemplar honestidad. Esa ejemplar, generosa y leal bondad que todo lo da, con cariño, discreción y sin pedir nada a cambio.

FRM [24/01/2020]

viernes, 24 de enero de 2020

Cenotafio sin epitafio

Mirada metafórica. El cadáver de una ilusión

Una lápida sin epitafio. Sobre ella, no hay palabras de despedida; sólo una flor muerta. Pozo enfangado con sucio lodo de enfermiza confusión. Allí se entierra un patológico autoengaño imaginado que podría haber sido explicado. Pero no se ha querido ni permitido dar paso a la verdad de la realidad, porque no era lo deseado por quien se nutre de mentiras.

Ombliguismo
En la tumba no hay cadáver, sólo una verdad sepultada por la deshonesta y ególatra coartada, buscada y necesitada. Lastre helado que pretende ocultar recuerdos imborrables de generosidad entregada sin límites. De sinceridad no correspondida, bajo el pacto oscuro de íntimas apariencias con otras complicidades lacerantes y ofensivas. "Sepulcros blanqueados por fuera"... son palabras cristianas que deberían remover, si existiera, la farisea bondad de ciertas conciencias que juzgan y condenan a dúo unido y bien conjuntado. Náusea... por la santa y luenga comunión.

Irónico regalo premonitorio
No hay felicidad sin paz. No existe la paz con supuesto amor fugaz e inestable. No hay estabilidad ni amor con quien da la espalda, huyendo en silencio y bloqueando toda comunicación sin explicación. Hay silencios que dicen mucho. Por sus obras los conoceréis, y se entiende que muchos años de mentiras e infidelidades reiteradas, imprimen carácter y definen estilo. A pesar de todo, la quiso creer... Hasta que le enfermaron sus reconocidos e inmisericordes egoísmo y cobardía. Alma amputada. Otra página pasada. Fuera máscaras, fin de las mentiras alucinadas.

FRM [24/01/2020]

Fría mentira

"Nieves traicioneras". Mirada metafórica

Sensual belleza que engaña... Seduce, divierte, ciega, abraza, quema, besa, entierra, congela y mata entre rictus de aparentes sonrisas.

Así ha sido siempre, así es y así será. Porque así es su naturaleza, intensa, delicuescente, fútil y fugaz.

FRM [24/01/2020]

Educando la mirada

El nómada en el Museo Thyssen de Madrid

La mirada que se educa
por amor al arte
para llevar a ver otras realidades
o matices, de cada una de las posibles,
permite observar y descubrir
aparentes paradojas
en las que la muerte representa vida
y la vida recuperada puede dar muerte,
mostrando contrarrealidades ocultas
por el denso maquillaje
de la inercia...
y una máscara de silencio.

FRM [24/01/2019]

Juegos de dioses

No sabemos ni sabremos
cuántos ni qué dioses impíos
juegan con el rebaño humano
desde su ignoto Olimpo,
dando y quitando vida,
dando y perdonando muerte,
barajando dolor y dicha...
repartiendo suerte.
No sabemos ni sabremos
sus planes
tampoco si están de acuerdo entre ellos
ante hechos desalmados
y regalos de privilegio
que reparten con demencial criterio.
Amarrando a las gentes a norias
que lubrican satisfechos
con semen, sangre y sudor
a su despecho
con la insconsciencia de un preso
que no quiere saberlo.
Trampa que tiene puertas.
Celdas con trampantojo.
Con opciones enterradas en almas sin ventanas
que pueden ver, aprendiendo a mirar
entre lágrimas emocionadas
la luz de otra realidad en la magia de las artes.
Nada es lo que parece,
lo que parece no es real,
mañana igual que antes,
lo hace realidad la inercia
de la ceguera original
nuestra propia cadena...
Y los dioses ríen mientras contemplan
la absurda monotonía,
el apego al sufrimiento
la querencia de la inercia
la mezquina existencia.
Y, de pronto,
el día menos pensado,
por razones sin razón
que no sabemos ni sabremos,
deciden hacer un regalo
impensable
inesperado
incomprensible...
hermoso en su anacronismo
intempestivo en apariencia
sorprendente por su propia existencia
cargado de misterio y responsabilidad
pues, por insólito y delicado,
debe ser cuidado y conservado
mantenido, aumentado y mejorado
hasta que retorne a la eternidad
para mejorar la Humanidad.
Como la mas valiosa obra de arte
plena de emoción contenida
que rebrota
en la renovada vida
hasta la eterna muerte...
el día menos pensado.

FRM [24/01/2019]

Mirada metafórica, nueva vida entre la muerte... para nueva muerte

miércoles, 22 de enero de 2020

Incomunicación

Foto propia. Mirada metafórica


Miradas robadas...

"Tertulia" entre amigos. La incomunicación de la comunicación.

Soy mi mirada.

FRM [22/01/2020]

martes, 21 de enero de 2020

Máscara de hielo

Un año ha pasado. Con el tiempo, algunas máscaras se han congelado, desplomándose en hirientes fragmentos, como cortante hielo cristalizado. Cierro la puerta del espejismo y regreso a la paz del sereno y acogedor calor del más fiable interior.


Mirada metafórica en la Montaña Palentina

Oprime la oscura tristeza
por las pérdidas acumuladas,
revienta las costuras del alma
y se cierne amenazante,
dispuesta a engullirlo todo,
como la amarga y negra tumba
de una ciénaga
de lodo enquistado
llena del fango removido
en lágrimas, vómito y sangre.

Es entonces, cuando un dios compasivo
abre una puerta a la luz
que ilumina el camino
para salir del temblor
y cambiar en calor el frío.

FRM [21/01/2019]

lunes, 20 de enero de 2020

Descontrol sin control

La manifestación de la ansiedad porque sea negado, sin motivo confesado ni conocido, todo lo que antes se recibía generosa y espontáneamente, puede desembocar en la apariencia de un afán de celoso control inexistente.

En realidad no importa lo que se haga fuera de una relación, si hay amor y confianza sinceros. Lo que la altera insanamente es todo lo que deja de hacerse en la misma; así como la percepción cierta de los agravios comparativos por las diferencias que marcan deferencias e indiferencias... El injustificado y dañino abandono. El dolor humillante del menosprecio y la evidente mentira innecesaria.

Es una cuestión de defecto, no de exceso. De ausencias y carencias propias, más que de presencias ajenas. De sustitución en el ejercicio de la seducción. De lealtad sin opacidad.

Equivocar causas y efectos conduce a un laberinto en el que acecha el monstruoso Minotauro de la más perversa perturbación e incomunicación irresolubles.

FRM [19/01/2020]

Reconstrucción del Laberinto de Creta

sábado, 18 de enero de 2020

Macedonia de locuras

El postre, coartada de una huida

Perdonar el insulto de una demencial y humillante traición, puede ser un acto de generoso amor, mayor aún sin mediar arrepentimiento. Pretender ignorar las causas profundas de un comportamiento patológico es irresponsablemente suicida y pasa una elevada factura.

Pánico ante una habitación vacía.
Taquicardia en el ascensor.
Engaño sin aviso. Mentira aviesa.
Estupor ante camareros.
Desmayo humillado en un mostrador.
Ojos y boca abiertos, pasmados.
Temblaban sus piernas licuadas.
Volvió a desplomarse en la silla.
Se quedó inmóvil sentado.
La mirada borrosa, perdida, ausente.
Los ojos clavados en una macedonia, sin verla.
En silencio absorto, denso, estupefacto.
Solo, abandonado en un comedor lleno de vacío.
Ajeno al mundo y al paso del tiempo.
En el desconcierto de un momento en el que sólo cabe
el dolor agudo albergado en su pecho.
La ansiedad de una pesadilla imposible.
Increíble y perversa alevosía.
Teléfonos cortados. Silencio gélido. Filo acerado.
Horas de afrenta y espera infructuosa.
Sólo queda el menosprecio, unas gafas de sol
y la mordaza en toda comunicación.

FRM [31/10/2019]

jueves, 16 de enero de 2020

Un verso suelto

Flota un verso sin rima,
perdido, invisible,
desmembrado de un poema,
macerado en cucharadas de hiel y miel
que se disuelven lentamente
en la tibia e infiel confusión
de una infusión de recuerdos.

Hierven yerbas tiernas florecidas,
entre flores de cardo y nenúfares,
y resecas por fríos norteños.
Flores congeladas en fotografías
que conservan la fragancia contenida
de furtivas caricias olvidadas
y ocultas emociones de turismo compartido en trío.

Centenaria belleza románica
actualizada con el tentador esplendor
de generosa hermosura romántica.
Todo hierve ofrecido a lento fuego intenso.
Morbosa infusión de fusión extendida.
Desmesurada deferencia en la diferencia...
"Belle de jour".

El "enso" de un círculo amoroso
que se cierra al son de una lira oscura.
Y la triste visión de un cuadro descolgado
en el dormitorio que nació "nuestro"
y agoniza hasta morir sin serlo,
como un viejo barco que se pudre,
varado en su astillero.

FRM [15/01/2020]

Adiós, autoguía turística. Mirada metafórica

lunes, 6 de enero de 2020

Peter Pan

Peter Pan ya no vuela.
El hada verde sigue revoloteando
haciendo sonar su tentadora campanilla
más intensamente que nunca.

Peter Pan ya no vuela.
Lo aparenta,
pero sólo recuerda
y se busca en el misterio
entre la bruma y el cieno,
ante el abismo que le ensimisma.

Peter Pan ya no vuela.
Naufraga entre colores mutantes
mientras nada en negra espuma
a través de sus miedos.
Bracea y persigue su propio reflejo
entre miles de espejos...
diciendo, sin decir,
lo que ha venido sintiendo
con transparente opacidad
en el país de "Nuncajamás".

Peter Pan ya no vuela.
Bucea en lo que fue,
imaginando lo que pudo ser,
intuyendo lo que ahora es...
y temiendo afrontar lo que será.
Placer masoquista
que eyacula el semen negro
de la autocompasión,
mientras contiene la frustración
gestada en la imaginación voraz.

Peter Pan ya no vuela.
Siempre hay un antes y un después
para el alquimista solitario
que fue niño alguna vez
y hoy se enfrenta al fuego hipnótico
del matraz.

Seguimos respirando,
sintiendo la intensidad...
con más o menos ansiedad,
porque ya no vuela Peter Pan.

FRM [06/01/2019]

Monumento escultórico a Peter Pan en Kensington Gardens, Londres

viernes, 3 de enero de 2020

Se hace camino al andar

Se suele hablar de la vida como una circunstancia abstracta que nos envuelve; como si fuera un contexto general que nos transciende y por el que se transita, con más o menos acierto o fortuna. Nada más equivocado.

La vida no es algo ajeno al individuo. No existe, si no es la de cada uno.

La única vida es sólo nuestra propia vida. Es la forma que damos a nuestra existencia individual. Como nuestras son las decisiones que la construyen y constituyen. Todas la que tomamos, por acción u omisión, desde la responsabilidad de la libertad individual que nos permite elegir ante y entre los diversos caminos posibles o construibles.

Porque la inmovilidad es imposible, salvo cuando se extingue la vida de cada uno. En consecuencia, no se debe olvidar que, si decidimos no decidir, otros lo harán por nosotros y dejará de ser "nuestra vida".

Será "otra cosa"... Será la vida de otros, por mucho que nos engañemos "dejándonos llevar".

Caminante no hay camino...

FRM [02/01/2020]

Foto cedida por cortesía de Pilar Cuenca