El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

domingo, 7 de septiembre de 2014

Raíces renovadoras

Son como manos nudosas
que se elevan al cielo
huyendo de las frías losas
que alfombran el suelo.

No pierden la esperanza
de recuperar el verdor
que en su esplendor danza
y cobija en el calor.

Pero bajo el guante renovado
los dedos deformes denuncian
que, bajo lo aparentado,
los años pasan y el fin anuncian.

No te engañes con apariencias
sean verdes o de otro color,
la existencia acumula vivencias
y, sin firmes raíces, no hay vida ni amor.

FRM [16/04/2014]

Foto propia, de mis paseos

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegra mucho que te lo parezca, Susana. Gracias.

      Eliminar
  2. Un poema reflexivo, Francisco, lleno de verdades y también de encanto literario. Como encanto tiene esa fotografía que refleja lo adusto y frágil de esas manos leñosas que ramificadas se alzan hacia el cielo como súplica. Sí, que no nos engañen las apariencias.
    Gracias por recrear momentos que nos ayudan a no caer en lo aparente.
    Fuerte abrazo.
    Teo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo transcurre inexorable y se muestra en lo visible, aunque pretenda ignorarse bajo frágiles maquillajes renovados de nuevas apariencias. Sólo la firme conciencia que subyace en las profundas raíces garantiza un cierto boceto de eternidad en lo auténtico. Abrazos, Teo.

      Eliminar