El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, 2014. Isleta del Moro, Almería)

lunes, 23 de abril de 2018

Censura agradecida

Foto propia, paseando entre metáforas

Friederich Nietzche afirmaba que “no habían hechos, sino interpretaciones”; la evidencia es secundaria, ante los prejuicios lo que cuenta son las interpretaciones.

Y hoy, uno de los días del año que más gratos recuerdos guarda la memoria de mi etapa barcelonesa, llena de libros y rosas, tengo que dar la razón al filósofo y rezar a San Jorge para que remate al dragón de la intolerancia y la censura que devora la libertad de expresión.

Porque no importan el amor a la cultura y la sensible belleza que este día simboliza con los regalos que se intercambian. No importa el afán subjetivo de intentar compartirlos con humildad llena de afecto y amistad. No importa la intención de mantener el respeto constante para evitar ofender sensibilidades ajenas.

Al final, un lugar tan relevante en las relaciones sociales como es facebook, me ha mostrado una vez más, la otra cara de la moneda con la que esta red sí paga traidores... y los fomenta.

Como ya saben muchos de los amigos que allí tengo, he vuelto a ser censurado y sancionado con la penalización de 30 días sin poder participar en esa red. No puedo publicar nada ni poner comentarios, no me permiten siquiera marcar "me gusta" u otras opciones. Y el colmo es que tampoco puedo responder a los mensajes privados que me llegan por el chat de Messenger...

¡No podía imaginar el general superlativo que su ferocidad censora le iba a sobrevivir, incluso cruzando el charco Atlántico!

Condenado a la deplorable condición de "voyeur" al que se le niega la comida, mientras se le permite contemplar las viandas y bebidas que los demás degustan... ¿Estupidez anacrónica o refinada crueldad en el castigo injustificado?

Y reitero lo de "injustificado"; porque, ateniéndome a la literalidad de la normativa de facebook ("Dura lex, sed lex"), no la he infringido en absoluto con la entrada compartida, como demuestra que la he publicado allí en ocasiones precedentes sin tener el más mínimo problema en ninguna de ellas. Sólo cabe una posible diferencia, en las ocasiones citadas no medió denuncia alguna de quienes parece que tienen la piel muy fina, cuando entra en contacto con la mía.

Aunque lo más delirante es la más absoluta indefensión ante el ente oculto que aplica la sanción irrevocable e inmediata, sin conceder la menor opción a los argumentos de quien es juzgado e irremisiblemente condenado sin opción a réplica.

Sin embargo, como toda moneda tiene dos caras, no puedo dejar de sentirme muy feliz y contento por las muestras de cariño, defensa y apoyo solidario que me están llegando incesantemente. Si la muerte provoca que todos hablen bien del difunto, ser víctima de la injusticia hace aflorar los afectos, en otras circunstancias silenciosos y, aunque siempre percibidos, en esta ocasión son dulcemente recibidos, saboreados y doblemente agradecidos, porque me hacen sentir muy vivo..

Sin embargo, mi corazón no puede ser amordazado y, desde él lo siento y digo, os quiero, entrañables amigos.

Como curiosidad complementaria, incluyo aquí el enlace de la "inmoral y ofensiva" entrada de mi blog que ha motivado el severo castigo "por contener desnudos".

Hasta cualquier otro momento de amistad que nunca podrá ser censurada ni bloqueada.

Abrazos agradecidos a todos.

FRM [23/04/2018]

domingo, 22 de abril de 2018

Memoria de olvidos

Te olvidé de memoria. Porque hay tanto que olvidamos que olvidamos hasta los olvidos... Tal vez, por no querer recordar que debemos olvidarlo.

FRM [20/04/2018]

"Memoria lejana". Paseando entre metáforas

sábado, 21 de abril de 2018

Más narices

Cyrano de Bergerac

Perra suerte la de Cyrano
que ganó la pasión de su amada
escribiendo con su mano
en favor y nombre del camarada.

Triste destino
el de su obsesivo amor
víctima del desatino
que sólo le dio dolor.

No hubo feliz final
ni se comieron perdices
pues la suerte fatal
dejóle con un palmo más de narices.

Incapaz de desvelar el engaño
a la reina de sus sueños
murió con un gran daño
sin llegar a ser su dueño.

La moraleja para ser felices
es que, en estas cuestiones,
hay que echarle aún más narices,
no basta escribir emociones.

Pues no es raro comprobar
que hay letras que despiertan sentidos
para que los pueda disfrutar
quien nunca provocó esos latidos.

FRM [01/04/2018]

miércoles, 18 de abril de 2018

Solar y fachada

Quizá no lo sepas o, tal vez, no lo quieras aceptar. Puede que lo veas lejano, aunque llega antes de lo que puedes imaginar... Pero hay un momento esperando voraz, cuando todo lo demás se desmorona, cuando el tiempo no perdona y se esfuma el relleno acogedor de la decoración y el techo protector de las obligaciones... Es entonces, cuando sólo queda un abandonado y triste solar tras la desnuda fachada, resistiendo el azote de los recuerdos.

FRM [18/04/2018]

Paseando entre miradas metafóricas

martes, 17 de abril de 2018

Amante fiel

Hoy brilla el sol en el cielo, iluminando nuestro paseo. Estás conmigo, fiel compañera, y te quiero. Amándonos en silencio entre miradas cómplices. Caminamos juntos en busca de la luz que matiza y enamora los contrastes. Cuelgas de mi brazo, segura y firme, como leal amante. Nos detenemos y rodeas mi cuello acercándote a mi rostro, a mis labios, a mis ojos ávidos y llenos de deseo...

Yo acaricio todo tu cuerpo, mis sensuales dedos te recorren mientras se encienden todos tus sentidos y acaricio el botón definitivo. Estremecida, retienes el momento y almacenas el instante. Uno más en nuestra relación nunca decepcionante. Llena de placeres compartidos. Fundidos en uno. En plenitud de emociones solitarias. Felizmente encerradas en la unión de nuestras inseparables miradas ligadas. Conservadora celosa de bellos segundos de vida robados a un tiempo inerte y eternizado.

Gracias por serme siempre infatigablemente incondicional. Por no decepcionarme nunca y cumplir todo lo que ofreces. Por darme tanto ilimitado placer. Siempre disponible y devotamente mía.

Te amo... mi querida CANON.

FRM [17/04/2018]

Mi pareja de miradas metafóricas

lunes, 16 de abril de 2018

Pasajero del tiempo

Mi hermano, Mariano Rodríguez Mayoral

Uno de los pocos buenos acontecimientos de una mudanza integral es que te reencuentras con fragmentos de un pasado poliédrico, casi intemporal, y ya olvidados entre los pliegues de la memoria.

En ese trasiego de gratos recuerdos, limpieza de desapegos y reencuentros inesperados, me he tropezado de improviso, como al doblar una esquina de mi presente, con un poema que me escribió mi querido hermano como regalo de mi cumpleaños de 2005, año en que se gestaba mi anterior muerte iniciática y renacimiento renombrado, cumpliendo un inevitable y reiterado ciclo, recientemente repetido, en el continuo devenir del permanente aprendizaje en mi nómada destino.

La dedicatoria, con la que Mariano firma su emotivo y poético regalo "Pasajero del tiempo", puede resultar críptica para muchos, pero no me resisto a recogerla porque complementa perfectamente el obsequio versificado. Hoy (*), camino de su octavo aniversario, cobra para mí nuevo e intenso valor con la emoción que sólo supera el cariño y admiración que siento hacia su autor. Gracias, querido hermano, poeta y escritor.

La dedicatoria dice, dijo, así:

«Con todo el cariño y admiración de siempre.

Eres el único que me hace asomarme a viejos ventanales
y el "trágico" evento de esta fecha,
bien merece el intento de arrimar el ascua a un fuego
que afortunadamente mantiene su rescoldo.

Muchas felicidades (21-07-2005)»

PASAJERO DEL TIEMPO

Pasajero del tiempo desbocado
que engarzas emociones y cordura
mientras la suerte, itinerante y dura
fustiga con espueslas tu costado.

Dime acaso si hallaste en la locura
de tanto ir y venir a cada lado
la pérfida señal de haber estado
solo en la soledad de tu montura.

Sabes de haber nacido por recado
depositado en tu cárcava inmadura
por otras voluntades. Hoy perdura
la vieja sensación de amamantado.

Sirve entonces, a modo de armadura,
la sombra del recuerdo aprisionado
en no se sabe que arcón abandonado
de ensueños, personajes y andadura.

Y nuevamente solo te ha encontrado
la dama de alma negra y amargura
que busca de la luz la más oscura
para hacerte sentir que has terminado.

Mariano Rodríguez Mayoral

FRM (*) [16/04/2013]

domingo, 15 de abril de 2018

Montaña rusa

Lentas subidas, prolongadas sin pausa. Somos impulsados por la inevitable fuerza que se opone a la ley de la gravedad. Arrastrados por la potencia del motor de la innegable verdad. Emocionante ascensión hasta el clímax del punto de inflexión. Se supera la cumbre de la curva y comienza el vertiginoso descenso. Se pierden las referencias. Cielo y suelo se mezclan y confunden. Estómago contraído, visión nublada y húmeda, pensamientos azotados por el viento, sabor agridulce del miedo asumido que alimenta el alarido. Pánico al vacío. Y placer masoquista que conduce al reposo excitado del siguiente ascenso. Se confirma la estabilidad, se reduce el riesgo, la mueca vuelve a ser sonrisa; voces audibles, presión en las manos que retornan a su caricia abandonada... Una y otra vez, durante todo el ensortijado y enredado, convulso, trayecto. Muelle que se estira y encoge, como el alma embarcada. Imposible y plausible. Entre pasiones contradictorias que mueven, conmueven y remueven. Sacando del fondo de las vísceras lo que se ignoraba que allí anidase...

Y vuelta a empezar... hasta el final del alterador trayecto, diseñado por una mente perversa que ignora la paz y el placer del sosiego. Esa malévola entidad que convierte las aflicciones en atracciones.

Toda una metáfora de algunas relaciones que son indeseables atracciones. Tan hechiceras y paradójicas como cabalgar, entre gozo y sufrimiento, en una larga y retorcida montaña rusa. Gozosa y dolorosa tentación. Alternativamente, siempre... hasta el final.

Algunos se apean y se alejan en solitario; otros, mareados, revueltos y con náuseas, se caen desplomados. Desapareció la emoción; nunca volverán a subir. ¿O sí? Nunca se sabe...

FRM [14/04/2018]

Mirada metafórica (Imagen de archivo público)