El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, 2014. Isleta del Moro, Almería)

viernes, 23 de octubre de 2020

Cansancio

Estaba agotado. Había pasado todo el día recorriendo, una y otra vez, la calle en la que se levanta la casa de ella. Mirando su balcón con las flores apagadas. Caminando arriba y abajo. Desde abajo, media vuelta y, otra vez, arriba. Cómo cuesta la cuesta... Incansable. Sin otro deseo que hacerse el encontradizo. Verla de nuevo, aunque fuese de lejos, o volver a escuchar su voz. Tener alguna noticia. Sentir su presencia de algún modo. Incluso un poco del aroma de su sombra a hurtadillas.

Inasequible al desaliento y lleno de esperanza, pasó el día dejando mensajes y notas pegados en los muros de la calle, con la vana ilusión adolescente de que llegasen a ella. A su alma. A la lucidez de su recuerdo. Un ciego le pidió limosna o un cigarrillo... lo siento no fumo. Se cruzó con un mendigo, oliendo a derrota y vino rancio, rogaba ayuda por una compasión que ya ni él mismo sentía. Mirando sin ver los guiños cómplices de mujeres ajadas con marido ausente y libido presente. Tiempo otoñal incapaz de hacer caer las hojas de la ventana añorada. Arriba y abajo; pisó sobre sus pasos y pasó el tiempo inerte. Hasta que el espeso silencio y la nula respuesta demostraron, sin margen ni resquicio para la duda, lo inútil e infructuoso del intento.

Cansado, muy cansado, triste y decepcionado, se alejó sin apartar la húmeda mirada de las cerradas ventanas. Ciegas y calladas, sordas ante el último gesto de ilusión esperanzada, convertida en lección inesperada. Calló la palabra. Cayó la noche. Se encendieron las luces, se apagaron las ganas. Siempre se aprende algo.

Caminando siempre se hace camino... que acerca o aleja. No hay mascarilla que proteja del miedo.

FRM [28/09/2020]

Foto propia, Alcalá de Henares

domingo, 11 de octubre de 2020

Nos cortan las alas

Vivimos momentos alados...

Unos "hacen volar palomas",
otros "marean la perdiz",
algunos intentamos sobrevolar la situación,
"dejándonos las plumas" del alma,
mientras la salud se despluma
se cortan las alas a la economía.

Y la sombra de Ícaro desplomado planea sobre las cabezas de todos.

FRM [11/10/2020]

Ala, obra de Alberto Durero

miércoles, 30 de septiembre de 2020

Odisea vital

La vida es un océano enfondado de amores naufragados,
sucumbiendo a cantos de sirena
o a los, de Circe, turgentes encantos,
entre islotes varados, donde mora el tentador descanso
para reposar y seguir navegando, sobre pecios olvidados
y poemas soñados con homéricas quimeras
sobre dulces y nuevas singladuras que esperan,
poniendo la suerte en manos de Poseidón,
hacia la Ítaca interna de cada incansable Odiseo...
Haz que el viaje sea largo, con paz y amor sin premura ni reservas.
Disfruta y siente intensamente el gozo de la aventura.
Apaga las velas y despliega todo el trapo del alma.

FRM [30/09/2020]


lunes, 7 de septiembre de 2020

Santoral pagano (17)

Había dado por terminada la recopilación de este milagroso santoral, hasta que un querido amigo que usa dos ruedas más que sus dos pies, me ha recordado la existencia histórica de este gran santo peregrino.

Padrino de los moteros, durante muchos años fue el santo patrón protector de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Un clásico temido por los conductores imprudentes e infractores... El veloz y justiciero San Glas.

FRM [06/09/2020]

San Glas patrullando en la carretera

sábado, 13 de junio de 2020

Puerta al amanecer

Foto propia. Mirada metafórica, "Puerta al amanecer"

En mi pecho, baten de nuevo alas blancas.
Mi alma vuela al encuentro del cielo.
Una música sin sonido
embarga mis sentidos de feliz dicha.

Los negros graznidos
se hunden en la tumba
cavada en horizonte de olvido
entre la chatarra que es su sitio.

Brisa fresca reaviva mis árboles
que acogen miles de pájaros vivos,
entonando la invisible partitura
de una alegre sinfonía.

Renace la garganta hundida en un pozo.
Muere el silencio sufrido.
El corazón grita contento,
palpitando con saltos de rana en flor.

Contigo, todo es cálido.
Contigo, las manos se llenan de estrellas.
Estrellas como luciérnagas revoloteando,
al ritmo afinado de tu risa recuperada.

Seguirán viniendo difíciles momentos.
Pero hoy sabemos la forma de transmutarlos,
construyendo un arco iris...
Puerta de nuevos amaneceres.

FRM [13/06/2019]

viernes, 13 de marzo de 2020

Hablar a tu piel

Voy a hablar a tu piel…
deja que ella escuche mi canto.
Deja que viva,
que se erice,
que tiemble,
que se eleve
entre susurros de deseos
y anhelo...

Tú sólo mira y siente.

Mira cómo ella se revuelve,
cuando le hablo
con mis manos
llenas de silenciosas palabras,
abrazadas,
en torrente desbordado,
a tus miradas empapadas
de un sentimiento
que es más que amar.

FRM [12/03/2019]

De la exposición "Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre"

martes, 10 de marzo de 2020

Momentos inesperados

Hay cosas que parecen coincidencias fortuitas. Yo pienso que es que hay almas que se hacen un lío con el cuerpo que les toca...

Cuando mi alma conecta con la tuya,
todo se abre a la luz.
Torna en día la noche.
La claridad me ilumina.

Encuentro en mí, respuestas a preguntas
que ni siquiera conocía.
Todo es sencillo.
Grande y nítido.
Nuevo.
De inusitada intensidad desmedida.

Puedo tomar,
con tan solo una mano,
todo el espacio infinito
que crece con nosotros.
Y abrazarlo...
Como si abrazara las nubes
o danzara entre sedas por la brisa acunadas.

Puedo navegar por el océano del siempre.
De la eterna dicha.
De individualidades compartidas.
Eternamente fundidas.
Y así, perderme en ese sentimiento
de no saber si soy cuerpo de tu alma o de la mía.

En esos momentos respiro libre.
Inmenso.
Alegre.
Renacido.
Ajeno al tiempo...

Y me emociona sentir más dentro
que mi propia vida,
la dicha de la gota que, estallando libertad,
feliz y agradecida,
resbala por mi mejilla.

FRM [10/03/2019]

Foto propia, cuando la luz se abre camino

lunes, 9 de marzo de 2020

Redescubriendo

Redescubro tu piel.

Y después de haber caminado tanto por tu cuerpo...
siempre el camino me es nuevo.

Tus fragancias, tus flores, tus verdes y sombras... todo nuevo.
Tus palabras, tus silencios... todo nuevo,
hasta los besos.

Todo nuevo en ti...
Y yo, eterno peregrino,
en tu infinito siempre nuevo.

Sumando recuerdos.

FRM [09/03/2019]

Foto propia. Camino a Covalagua, Montaña Palentina