El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 31 de agosto de 2016

Tengo mono

(Imagen de archivo)

El amor intenso crea adicción. Una sola noche, sin un "te amo" o un "te quiero", provoca un agudo síndrome de abstinencia.

FRM [30/08/2012]

Demasiado

Foto propia. "Demasiados globos"

Demasiado mayor para ser un niño y demasiado infantil para ser un hombre.

Demasiados sueños con los crepúsculos y demasiado ocaso para un sueño.

Demasiados cielos con fugaces nubes y demasiada nubosidad en el cielo.

Demasiado milagro para rechazarlo y demasiado grande para aceptarlo.

Demasiado amor para no ser intenso y demasiado intenso para ser mantenido.

Demasiada entrega de libertad y demasiada libertad ahogada.

Demasiadas palabras sin actos y demasiados actos sin palabras.

Demasiado silencio entre el ruido y demasiada estridencia en los silencios.

Demasiado rechazo a la despedida y demasiada presencia rechazada.

Demasiados intentos frustrados y demasiada frustración en los intentos.

Demasiado dolor indeseado y demasiado deseo por amor dolorido.

Demasiada falsedad en las verdades y demasiado verdaderas las mentiras.

Todo fue demasiado... Demasiado rápido, demasiado breve.

FRM [31/08/2016]

El miedo del avestruz

(Imagen de archivo público)

No hay peor enemigo que el que nos hace ver como errados los momentos de mayor lucidez. Esos en los que se siente y comprende hondamente que unos instantes de felicidad son el flash certero de lo que es la vida; la auténtica plena e intensa, por encima de lo que los hombres han inventado.

Y cuando, por miedo o prejuicios, se olvida o rechaza esa iluminación, escondemos la cabeza cuyo ruido interior nos confunde. Buscamos el silencio exterior y el aislamiento, creyendo que ahí está la solución a los problemas o situaciones que no nos atrevemos a afrontar y resolver... En una huida inútil que sólo deja visibles las blancas plumas de nuestro aspecto más externo y gratificante, aunque sean las del culo. Sin querer entender ni aceptar que no se puede escapar de uno mismo ni de nuestro hábitat natural que nos envuelve inexorablemente.

Porque una avestruz es bella en el gran tamaño de su relativa pequeñez. Tiene valiosas plumas. Es veloz, aunque no pueda volar. Es fuerte y resistente... Pero nunca se aclimatará a los hielos del Polo Norte, por mucho que lo repita y lo intente durante años, una y otra vez... Siempre creyendo que quiere y puede, y deseando aprender a hacerlo; cuando todo se reduce, sencillamente, a aceptarse y disfrutar, en cada momento presente, de esos instantes de amor compartido y felicidad que son el flash certero de lo que es la vida.

Probablemente, el auténtico crecimiento se logra aprendiendo que la paz y la felicidad están en lo más sencillo que la vida regala generosamente, sintiéndolo en la entrega, por difícil que parezca mantenerlo y gozarlo, porque se requiere auténtico amor y dedicación para restaurar los desperfectos que haya habido y puedan irse produciendo.

FRM [31/08/2016]

martes, 30 de agosto de 2016

Risas y ternura para el recuerdo

Gene Wilder, 1970

Pocas cosas nos hacen tomar tanta conciencia de lo efímero de nuestro paso por esta dimensión en la que transitamos con más pena que gloria, que acercarnos o estar en lo que poéticamente se ha dado en llamar "el otoño de la vida". Así, con rigurosa fidelidad a la metáfora, el árbol de nuestra existencia va perdiendo cada vez más hojas y con mayor abundancia.

Muchas son las que ya han ido alfombrando el suelo de mis recuerdos más representativos, pero ayer ha caído una de las más preciadas para mí. Ayer ha sido la primera vez que Gene Wilder no me ha hecho reír o, al menos, sonreír.

No era un buen momento, Gene, si es que lo hay para las despedidas; porque, si siempre son buenas unas risas, hay ocasiones en que son imprescindibles además de convenientes... Y, de eso, tú sabías tanto que tu familia ocultó tu enfermedad mortal para no causar tristeza a nadie.

Lo bueno de genios como tú, es que nos dejas el legado maravilloso de todas tus películas que permitirán revivirte y, contigo y tu talento, lo hará nuestra alegría.

Aunque, si de legados hablamos, a mí me dejas una gran lección que trataré de aplicar el resto de mi vida...

Nada es más importante que reír y sólo se puede hacer llorar si es de risa, siempre con ternura y sencillez... El resto puede esperar a otra estación.

Gracias con una triste sonrisa, Gene. Hasta siempre.

FRM [30/08/2016]

Contemplando Machu Picchu

El Nómada en los Andes peruanos, 1988

Hace muchos años que estuve allí, pero algo de mí se quedó en esas alturas y parte de ellas se vino conmigo.

El silencio que me permite y ayuda a encontrar el tiempo para tener tiempo...

La fuerza incontenible de lo inmóvil para seguir moviéndome...

La inmensidad de toda la riqueza que nos regala generosamente el amor de la Pachamama...

La energía creativa almacenada por milenios en las grandes cumbres...

La mirada para ver la grandeza en lo que parece insignificante, así como los minúsculos detalles que se ocultan en lo grande...

La conciencia de mi pequeñez integrada en la inmensidad del Todo...

Y la capacidad para identificar y aprender de los errores que son sólo experiencias acumuladas entre el cielo y la tierra, para amar plenamente todo lo que contienen.

FRM [02/07/2016]

Lenguaje de flor

Foto propia. Flor de amor

Cuando las palabras abruman.
Cuando su sonido agobia.
Cuando el amor se percibe opresión.
Cuando recibirlo todo pesa.
Cuando la entrega se siente retención.
Cuando la presión requiere comprensión.
Cuando el cariño se torna tolerancia.
Cuando el esfuerzo es gratificación.
Cuando el pasado precisa traducción.
Cuando se agradece la reacción.
Cuando se concentra lo que aprieta.
Cuando pasado y presente reclaman adaptación.
Cuando entre sentimientos y dependencias hay colisión.
Cuando empieza a fallar la aceptación...

Llegado es el tiempo de usar
el callado lenguaje de la flor.
Silencios con fragancia,
miradas de color,
suaves caricias de pétalos,
pasión roja y verde de frescor,
sonrisas húmedas en el jarrón,
paciente espera en el salón...

Paz, vida y renovación... sólo intenso amor.

FRM [05/05/2016]

Tienes todo

Tienes todo lo que se necesita para que no te falte nada. Y eso... lo tengo yo.

FRM [29/08/2015]

Foto propia, momento sublime en la Montaña Palentina

Ver la luz

En ocasiones, para ver la luz, hay que cerrar los ojos de par en par.

FRM [30/08/2012]

Foto propia, paseando bajo mi ventana

Uso de la libertad

(Imagen de archivo)

Hay dos formas de ser libre y rendir tributo a la más elevada expresión de la libertad...

Otorgándola libre y plenamente a la persona amada. Y retirándola, con respeto a la ajena, si ella se siente aprisionada por la entrega.

FRM [30/08/2016]

lunes, 29 de agosto de 2016

La llave de la felicidad

Creyó tener la llave de la felicidad, pero sólo le fue permitido atisbarla brevemente por el ojo de la cerradura...

Había confundido el camino con la meta de su destino.

FRM [12/08/2016]

Foto propia, cerradura en Toledo.

Vivir en paz

Puedes confiar en mí. Soy una tumba... llena de vida.

FRM [27/08/2015]

Foto propia, paseando al atardecer.

Juego lunar

Dicen que se muestra entera y llena.
Pero nunca es por completo sincera.
Siempre oculta una cara, fascinante y enigmática.
Hechiza con su magia hipnótica,
pero a ella le importa un ardite,
me observa en silencio desde su altura,
y, entre chimeneas, juega al escondite.

FRM [29/08/2015]

Foto propia, paseando bajo mi ventana.

Espiritualidad solitaria

Respeta, pero líbrate de amar, a quien sólo desea perseguir el solitario onanismo espiritual con la corte celestial.

FRM [20/08/2016]

"El éxtasis de Santa Teresa". Bernini.

Todo es

Todo es según eres capaz de verlo y hacerlo ver...

Incluso uno mismo.

FRM [29/08/2016]

Foto propia retocada digitalmente. Jardín Botánico de Madrid.

De lo humano y lo divino

Pienso que los comportamientos de los seres humanos son la consecuencia de una compleja hibridación que, a lo largo del aprendizaje y evolución personal más íntima, nos conduce a estados anímicos y emociones complementarias, aparentemente contradictorias... o, quizá, no tanto.

Carezco de la brillantez y conocimientos para describirlo con precisión y rigor con la pobre herramienta de mis palabras, pero sin duda alguna, puedo sentirlo y, en consecuencia, intentar transmitirlo.

Probablemente esa característica híbrida que mencionaba inicialmente, podría definirse como la mixtura inseparable entre la parte más imperfectamente humana y, la chispa de potencial trascendencia espiritual o de divinidad que todos llevamos dentro... Con la simplificación de esta dualidad espero evitar mi irrupción en jardines para cuyo análisis y cultivo no me siento cualificado.

Como "doctores tienen las diferentes iglesias" y de todos y todas me encuentro y siento muy alejado, intentaré evitar las terminologías habituales que circulan, tanto de antiguas liturgias, más o menos revisadas, como en los abundantes mensajes alternativos que inundan Internet.

Con ese propósito, si lo consigo, me centraré en algunas de mis más profundas convicciones, así como en las experiencias de esas aparentes contradicciones, citadas al comienzo, y que se suelen manifestar en las relaciones de amor con otras personas, en cualquiera de sus diferentes posibles manifestaciones, sean de pareja, de amantes o simple amistad asexuada.

Y es en la evolución y posible confrontación que se suscita en esas relaciones, donde percibo con mayor nitidez lo que intento razonar. Porque, la dualidad intrínseca de cada uno, trasladará las conversaciones, argumentos, diálogos o discusiones... y, por ende, los sentimientos, de uno a otro estadio. Desde y hasta la parte humana o desde y hasta la divina, siendo inevitable la combinación de ambas, esencia y potencia, en y entre los dos intervinientes implicados.

Pero, no nos engañemos, el esquema no es lineal ni unívoco. Todos los estímulos emitidos y recibidos, así como sus respuestas en fondo y forma, se entremezclan y cruzan constante e inevitablemente, como hemos dicho, en paradójicas y aparentemente contradictorias situaciones, en las que se mezclan lo reactivo con lo proactivo, la intolerancia con su antinomia... lo más carnalmente humano con lo más espiritualmente divino. Y, posiblemente, en necesaria complementariedad, como en los juegos visuales de formas y fondos, fondos y formas, de la psicología Gestalt.

Así, considero perfectamente posible y comprensible que se sientan simultánea o alternativamente, emociones de dolor y tristeza, resentimiento e, incluso, de indignación ofendida, con las más elevadas de paz, desapego, aceptación y la plena comprensión de estar viviendo un momento de aprendizaje y evolución hacia una nueva etapa existencial más acertada y mejor... juntos o separados.

Ignoro si he conseguido hacerme entender, pero el intento me ha permitido comprender que lo mejor de uno mismo, lo llamemos como lo llamemos, debe siempre prevalecer para mejorar y crecer. En el fondo, se trata siempre de lo que ya abordé en este mismo lugar, con el título "La Humanísima Dualidad", cuyo enlace dejo aquí para los más curiosos.

Como se ha dicho y escrito reiteradamente, "los caminos del Señor son infinitos" y lo importante es recorrer cuantos más mejor, cuidando siempre el constante y más reflexivo paso, prudente y firme, en el caminar del peregrino hasta alcanzar el puerto definitivo de la Ítaca personal que Konstantinos Kaváfis, versificó maravillosa y certeramente.

Y, siempre, desde la libertad responsable.

FRM [28/08/2016]

Foto propia. La vida abre caminos diversos desde y hasta el centro de uno mismo.

Puerta de Madrid

Foto propia. La monumental "Puerta de Madrid" en Alcalá de Henares.

Madrid tiene su famosa Puerta de Alcalá... y, como no podía ser menos, Alcalá (de Henares) su correspondiente Puerta de Madrid.

Gracias a Carlos III, disponemos de un legado monumental como ejemplo inolvidable de que, en la vida, siempre es mejor abrir puertas que cerrarlas.

FRM [29/08/2013]

Relaciones

Hay relaciones que comienzan como una simple y grata cercanía amistosa; se amplían con eso del "derecho a roce"; llegan a convertirse en feliz pareja... y, cuando uno de los dos habría preferido que fuese abierta y distante o nada... en el otro, acaba abierta en canal y desangrada.

En un once... "Once more".

FRM [11/08/2016]

(Imagen de archivo)

domingo, 28 de agosto de 2016

Quijotadas

"Don Quijote y Sancho Panza". Pablo Picasso

"El Quijote es la lucha entre el deseo y la realidad." (Francisco Rico)

Que siempre acaba pagando un elevado precio por la honesta entrega incondicional a la demencial y romántica hidalguía.

FRM [28/08/2016]

Gracias y un favor

"Alimentando". Steve Byland

Un blog o bitácora, como me gusta llamarlo, se alimenta de los seguidores que lo visitan y crece y, sobre todo, se ameniza con los comentarios que allí depositan y que tanto ayudan al responsable que lo perpetra, o sea, un servidor, a la hora de crear nuevas entradas para compartirlas.

Ya comprendo que no siempre tiene que gustar todo, o no se tienen el tiempo, el estímulo ni las ganas de hacerlo; pero de verdad que se valora mucho y se agradece más. Resulta curioso comprobar cómo, a medida que han ido creciendo las visitas, han ido desapareciendo los comentarios que inicialmente era frecuente y habitual recibir, sobre todo de algunos amigos incondicionales cuya presencia sigo suponiendo pero no puedo constatar. El terrible síndrome de la inmediatez que no permite mucha dedicación a casi nada.

Es cierto que, cuando comparto lo publicado aquí en facebook, puedo recibir, y de hecho recibo, varios comentarios en esa red social, aunque la proporción entre ellos y el número de visitas sigue estando muy desequilibrada.

No obstante, que nadie interprete estas palabras como queja o crítica, por favor; pues mi sincero agradecimiento es total, a todos los que acuden a la cita permanente en este rincón, que es de todos y para todos, y cuyo crecimiento constante pone de manifiesto el interés que despierta y mantiene, aportándome la motivación y el entusiasmo para continuar volcando en este refugio todo lo que se me pase por la cabeza.

Sólo pediría un pequeño favor a quienes me honren con su presencia, porque no requiere esfuerzo ni especial dedicación. Se trata de hacer un simple "click" en el rectangulito rojo con la marca G+1 que aparece siempre al final de cada entrada, debajo de las cuatro viñetas de "Quizás también le interese". Equivale a un "me gusta" de facebook y con ello se contribuye a mejorar el posicionamiento del blog en Google+, aportando mayor difusión y conocimiento público.

Muchísimas gracias a todos.
 Abrazos y... ¡seguimos!

FRM [28/08/2016]

Los Alucinados

Libro citado

Como en el "Mito del eterno retorno", magistralmente estudiado por Mircea Eliade, he vuelto a mi admirado Paco Umbral, reabriendo las páginas de "Los Alucinados". Y, una vez más, me siento tan agradecido como el filósofo José Antonio Marina manifiesta en el excelente prólogo del citado libro y cuyas inmejorables palabras hago mías en este momento:

"Tengo con Umbral una deuda de gratitud y farmacopea. Sólo releo asiduamente a dos autores -Umbral y Ortega- y por la misma razón: ambos me resultan anfetamínicos y terapéuticos. Uno en la escritura y otro en la teoría reafirman siempre la posibilidad creadora. Todo se puede decir una vez más de una forma brillante. Todo se puede pensar una vez más de un modo sorprendente. No hay asunto, por insignificante o tedioso que parezca, que no pueda ser transfigurado por el talento. Ambos muestran la inagotabilidad de lo real y esto, en un mundo de inertes y aburridos, encarrilado desde la cuna a la mortaja, produce un benefactor descarrilamiento, que a mí me llena de euforia. Yo no soy escritor-escritor, soy lo que Umbral llama "un señor que escribe cosas", por eso muchas veces me invade la desidia del lenguaje, esa pérdida de tensión que alienta la rebelión de las palabras plebeyas o de las palabras ociosas, y la página parece entonces escrita en calderilla, chapoteando en preposiciones, conjunciones y adverbios, sin sustancia. En ese trance, leer a Umbral me contagia su entusiasmo por el decir, la decisión de no abandonarse nunca, el brío del idioma. De ahí mi gratitud, y ya está dicho."

(Fragmento del prólogo "Manual de instrucciones para leer a Umbral" del libro citado y cuya lectura recomiendo, porque compone una galería de frescos retratos de algunos grandes protagonistas de las letras)

FRM [23/08/2015]

Como un cigarrillo

Entre las múltiples notas, borradores y anotaciones que se van acumulando, mezcladas entre los desgarros, remiendos y costuras de la memoria, rescato de vez en cuando aquellas ideas que, desde su almacenaje, reclaman que les sacuda el polvo, corrija los indudables defectos de forma a mi alcance y las archive con más rigor y precisión entre las paredes de este rincón; siempre conservando la fecha original de inspiración para no olvidar lo que fue su estímulo inicial en mi más íntima biografía.

Éste es uno de esos casos que ha pedido resurrección. Se trata de un humilde canto a la breve fugacidad de las propias capacidades para satisfacer plena y duraderamente a otros con un elevado nivel de exigencia en sus necesidades y deseos.

Hace tres años reflexionaba así, en clave de metáfora, hoy socialmente muy proscrita, y con cierto humor negro ceniza...

A lo largo de una vida larga, sucede que, en ocasiones, tropezamos con personas que te hacen sentir como si fueses un cigarrillo. Sí, tal cual, aunque sea "políticamente incorrecto".

Te desean, seleccionan, escogen y extraen de un grupo homogéneo. Te miran tiernamente, acarician y llevan a sus labios con dulce delicadeza amorosa y deseo incontenible. Te encienden y hacen arder con pasión, succionándote el alma. Convierten todo tu ser en humo que asciende plácidamente a los cielos. Incineran toda tu esencia hasta convertirla en ceniza gris, mientras celebran lo bien que sabes y gozan del placer que aportas... Para, finalmente, cuando estás consumido y exhausto, aplastarte sin piedad y, una vez yerto, arrugado y frío, tirarte al basurero del olvido.

Pero, eso sí, al menos te quieren mucho y dan grato y agradecible sentido a tu corta vida. Aunque confiesen y se sientan convencidas de que el tóxico y perjudicial para ellas eras tú y se arrepientan de su propia decisión de haberte fumado hasta el filtro...

FRM [14/08/2013-2016]

(Imagen de archivo)

sábado, 27 de agosto de 2016

Suma y sube

Quien rechace sumar, nunca tendrá escalera para elevarse.

FRM [27/08/2016]

Foto propia. Exposición de arte conceptual de Cildo Meireles.

La paz

La paz, rechazada y maltratada, busca refugio al amor de los tejados... Allí me encontraréis.

FRM [27/08/2015]

Foto propia, pensando en la muerte de los símbolos.

viernes, 26 de agosto de 2016

Quiero ser un árbol

En la intensa y abigarrada belleza explosiva de la vida en la Naturaleza, es inevitable que surjan hojas y ramas imperfectas, brotes débiles y efectos antiestéticos. Pero eso no detiene la poderosa energía que la savia aporta desde las profundas raíces ocultas hasta las copas visibles.

Las plantas saben renovarse en su eterno ciclo de hermosa perpetuación, eliminando sin dificultades lo que no les hace bien, sin dramatismos, de manera espontánea y natural, prolongando su existencia en las semillas, herederas y propagadoras de lo mejor de sí mismas. Siempre se sienten bellas y saludables porque lo son, sin cuestionarlo reiterada e inútilmente, por eso nos aportan esa inexplicable sensación de calma, sosiego y bienestar con su mera cercanía y contemplación...

Crecen, lenta e imparablemente, fluyendo en generosa y equilibrada quietud natural. En activo reposo, en paz... Dando mucho y exigiendo muy poco, casi lo único que esperan y necesitan es nuestro respeto.

¿Será porque no necesitan aprender a conocerse ni pensar la forma de actuar para conseguirlo? Se aceptan, SON y lo disfrutan de por vida, haciendo disfrutar.

Dice el Tao: "Nada hagas y todo será hecho".

Quiero ser un árbol frondoso o vivir como si lo fuese.

FRM [20/08/2016]

Foto propia, en un personal Jardín del Edén.

Convivencia en armonía

Hay instantes fugaces y memorables, en que la vida pone belleza, suave paz y armonía en los entornos más erosionados y aparentemente hostiles.

Convivencia de piedra, adobe y plumas... Alados arrullos de amor entre ruinas de ocres oquedades.

FRM [28/07/2016]

Foto propia, paseando feliz un nuevo año.

Ante mi espejo

Foto propia, desde un espejo a otro...

“Hablar se hará cada vez más fácil. Y descubrirás que te has enamorado de tu propia visión, la cual posiblemente no sabías que tenías. Y perderás algunos amigos y amantes, y te darás cuenta de que no los extrañas. Y otros nuevos te hallarán y apreciarán… Y al fin sabrás con una hermosa certeza que hay sólo una cosa que es más aterradora que expresar tu verdad. Y eso es no expresarla.” (Audre Lorde)

Y añado de mi cosecha, que descubrirás la luz maravillosa de enamorarse de la auténtica propia visión que te refleja y devuelve el espejo adecuado, dejando de mantener la ficticia, parcial o distorsionada que te habías y habían fabricado. Y, en ella, hallarás la paz de amarte sin intrusión del ego ni preguntas perturbadoras... distante de toda duda.

FRM [02/06/2016]

Réquiem

Foto propia, paseando hasta el cementerio.

Suele decirse que, casi siempre, se habla bien de quienes ya se han muerto. Por eso, si alguien lo hace al despedirse, cuando aún estás vivo, prepárate para descansar en paz... Es muy probable que sea la mentira piadosa que pone letra al réquiem por la ilusión de tus sueños de vigilia.

FRM [26/08/2016]

La cerilla

Aquel que no es capaz de ver con claridad y confunde la llama fugaz de una cerilla con una generosa y duradera hoguera, no tardará en volver a pasar mucho frío.

FRM [26/08/2016]

(Imagen de archivo)

jueves, 25 de agosto de 2016

Situación embarazosa

En los últimos tiempos, se ha extendido un cierto lenguaje pseudofilosófico entre los espíritus más evolucionados que me recuerda a aquel legendario ginecólogo que "siempre acertaba" el sexo de los nonatos a cuyas madres gestantes atendía. Ante la inevitable pregunta de si iba a ser niño o niña, él siempre contestaba cualquiera de las dos posibilidades y apuntaba en la ficha de la paciente la contraria. Cuando el bebé nacía, podía coincidir con lo dicho verbalmente, ante el asombro de los padres por su certera premonición. Pero, de no ser así, el astuto médico argumentaba que habían entendido mal y, para demostrarlo, enseñaba la ficha en la que había anotado el sexo "correcto" de la criatura. No fallaba nunca, el genio.

Pues bien, algo así siento cuando leo o se me dice que "La realidad la construimos nosotros mismos y, consecuentemente, la producimos o modificamos a voluntad o inconscientemente". Mientras que, en otras ocasiones, las mismas fuentes recomiendan: "Tranquilo, no hagas nada porque, lo que tenga que pasar, pasará en la forma y momento oportunos"... Curiosamente, suelen manifestarse así quienes predican que hay que "vencer al ego"; eso sí, desde las posiciones y decisiones más egoístas; sorprendente y desconcertante camino para este confundido y confiado aprendiz.

En fin, sabido es que... "El que no se consuela es porque no quiere". Que diría mi madre.

Pero es, entonces, cuando me siento en la embarazosa situación de una primeriza que no sabe lo que va a parir...

Cuánto me queda por aprender sobre la coherencia de la incoherencia... ¡A mis años!

FRM [20/08/2016]

Fotomontaje propio, a partir de una imagen publicitaria de Bergedurjer Bier

El arte

"Díptico con ventana". Obra propia, acrílico sobre tabla, 2002

El arte no es la belleza de lo que ves ni de lo que haces. Es lo que sientes y haces sentir, compartiendo formas, colores, luces y el contraste de las sombras.

En este díptico pictórico, como en la vida misma, la dualidad es una constante. Hay dos piezas libres e independientes, con contenido y vida propias cada una de ellas. Podrían estar en espacios y tiempos diferentes. Sin embargo, cuando se unen, toman su significado completo, nuevo, diferente... pleno. No pierden su esencia, pero comparten las luces y sombras que inunda el espacio interior desde la ventana que les es común. Uno junto al otro, componen un nuevo elemento bañado de la intensa luz que es más apreciable por las sombras que proyecta.

Son piezas diferentes, pero llamadas a formar un todo... en las luces y las sombras.

FRM [25/08/2016]

miércoles, 24 de agosto de 2016

Consexuando pactos

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias... ingobernables e ingobernantes.

En esta época confusa de frustradas componendas e inviables pactos políticos, nada alivia tanto como consexuar íntimos y duraderos acuerdos privados.

FRM [23/07/2016]

(Imagen de archivo)

Perspectiva del pasado

Lo bueno que tiene ver el pasado con perspectiva, es que las líneas que construye nuestra visión del mismo, se convierten en las "de fuga" de todo lo que debe alejarse.

FRM [24/08/2013]

Foto propia. Mirador de Valcabado, Montaña Palentina.

Ocurrencias

Las ocurrencias son un buen refugio cuando fallan las ideas.

FRM [24/08/2015]

Foto propia, pato metiendo la pata.

Nada

Nada hay peor que nada.

FRM [23/08/2016]

Foto propia, nada en la noche.

martes, 23 de agosto de 2016

No te rindas... porque yo te quiero

Mi copia facsímil de "La bebedora de absenta" de Picasso. Óleo sobre táblex, 1998

Pareciese que mis silenciosas y paganas oraciones han alcanzado el corazón de los dioses que moran en el Olimpo de los Poetas y, algunos de mis divinos patrones han acudido en socorro de mi presente sequía, abandonado por las esquivas e infieles musas.

Ayer vino en mi auxilio, Walt Witman y hoy me sorprende la fortuita e inesperada visita de otro grande, Mario Benedetti. Como su antecesor en mi humilde compañía, parece haber recibido las vibraciones de mis plegarias más íntimas y a ellas responde con sus espléndidos versos. Con ellos me quedo y te dejo.

NO TE RINDAS...

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aun hay fuego en tu alma,
aun hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque ésta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola,
porque yo te quiero.

Mario Benedetti

FRM [23/08/2016]

No te detengas en el silencio

En ciertos pliegues de la existencia, mi habitual torpeza se convierte en espesa tela, como remiendo de gruesa pana o franela en la pretendida seda creativa.

Ideas, sensaciones, emociones, recuerdos de alegrías y temores, se agitan y golpean, sin orden ni concierto, en el alma y la mente de este nómada irredento, sin encontrar el necesario anclaje en un sereno puerto.

Y entonces, como por arte de magia, acude en mi socorro un lejano maestro, guiado por la vibración del deseo que experimento y pone orden en el tumultuoso ánimo con sus inmejorables versos.

Nada que añadir. Sólo queda saber interpretarlo, cuando todo está por vivir...

Gracias, Walt Whitman.

Walt Whitman

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

Walt Whitman

FRM [22/08/2016]

Víctimas y verdugos

Por mucho que el verdugo alivie su conciencia, sintiendo y lamentando cumplir con lo que cree que debe hacer... Por mucho que se conduela... Nunca, jamás, podrá imaginar, compararse ni acercarse remotamente al sufrimiento de quien recibe y padece el involuntario e indeseado tormento.

FRM [12/08/2016]

(Fotograma de la película "El verdugo" de Luis Gª Berlanga)

Sed insaciable

Cuando la garganta arde sin llama; cuando en los ojos se ha secado la mirada; cuando se rompen los labios, crujiendo entre las grietas febriles de los húmedos recuerdos evaporados; cuando el corazón sólo bombea ceniza gris y la deshidratación consume el alma en las dunas del desierto exilio. Cuando la abrasadora sequía congela el espíritu... Entonces,  no existen mejores palabras para describirlo que las del eterno nómada solitario Sinuhé el egipcio.

"Que el que ha bebido alguna vez agua del Nilo, aspire a volver a ver el Nilo, porque ninguna otra agua apagará su sed."

Sinuhé el egipcio (Mika Waltari, 1945)

FRM [23/08/2016]

(Imagen de archivo)

Esperanza viva

Foto propia, "Cruz del Sur". Artesanía en plata de los tuareg nómadas de Niger

Mientras conserves en tu baño mi cepillo de dientes y no olvides el simbolismo que contienen mis recuerdos, seguirá vivo el hálito de la esperanza y la sombra de mi alma amante estará siempre contigo.

FRM [21/08/2016]

lunes, 22 de agosto de 2016

Abre tu puerta

Foto propia. Señal en una aldaba de San Esteban de Gormaz.

La puerta del cambio se abre desde el interior. Grábalo en ella y no la cierres nunca cuando lo mejor que ha llamado a ella, lo haga con insistencia, mientras espera pacientemente apoyado en su quicio.

FRM [22/08/2016]

Complacencia

Entre las muchas cosas que he aprendido o reaprendido recientemente, se encuentra la toma de conciencia de lo pernicioso que resulta tratar de ser complaciente en extremo.

Que nadie interprete que no me gusta y deseo complacer ni que me muestro crítico con quien así discurre por la vida. Pero una cosa es complacer a todo el que disfrute con lo que soy o pueda llegar a ser y otra, bien diferente, es hacer esfuerzos denodados, vejatorios y generalmente estériles, para forzar la deseada consecuencia de resultar placentero... o pretenderlo convencido, en el más patético de los autoengaños.

Tarde o temprano, se descubre que el intento estaba condenado al fracaso y que el resultado acostumbra a ser el contrario del erróneamente pretendido, con lo que el precio pagado finalmente es mucho más caro.

Una vez más, la madre Naturaleza nos regala el mejor ejemplo de lo que digo. Nada complace más que la contemplación y disfrute de un sublime e inspirador paisaje virginal y es evidente y sabido que las plantas, los árboles, el agua, el cielo, las nubes, el sol, la luna y las estrellas, no hacen el menor esfuerzo por modificar o alterar su comportamiento natural para agradar a nadie. Sin embargo, consiguen satisfacer, siendo como son, a todo el que siente profundamente su especial y única vibración de belleza espontánea, cuando se sabe apreciar y gozar en lo más íntimo del ser, aceptando los inconvenientes que también existen.

En consecuencia, vuelvo a mi cauce y me afianzo en mis raíces, para recuperar mi luz, color y transparencia, y complacer plenamente a quien se sienta, total o suficientemente, complacido con lo que soy y pueda naturalmente llegar a ser.

Así sea.

FRM [22/08/2016]

Bucólico rincón de Lourenzá, Lugo. Autor anónimo.

domingo, 21 de agosto de 2016

Un mes centenario

Foto propia, de un maravilloso regalo repleto de inolvidables recuerdos.

Dentro de 24 horas, habrá transcurrido sólo un breve mes desde que tomé esta fotografía, casi en estado de trance... Sumergido en la inmensa y embriagadora felicidad de un "Desde siempre y para siempre".

Hoy parece que hayan pasado más de cien años, tan lejano y casi ajeno lo siento.

¡Qué breve y fugaz puede ser "siempre"!

FRM [20/08/2016]

sábado, 20 de agosto de 2016

Nubes que se deshacen

Foto propia, desde mi ventana

Nubes fascinantes,
nubes evocadoras,
nubes oscuras,
nubes brillantes,
nubes galantes.
Nubes blancas y puras...

Nubes bellas,
nubes flotantes.
Amantes infieles.
Frívolas formas
siempre cambiantes
con lealtad inconstante.

Nubes que se deshacen
como polvo ambulante
en el celeste contraste.
Nubes en el aire...
siempre y desde siempre,
espectáculo anhelante.

FRM [20/08/2016]

Intensidad mortal

Mirando intensamente el amor, en Burgo de Osma, 21 julio 2016

Hay amores inmensos que mueren de sobredosis de intensidad.

FRM [20/08/2016]

Nubes de sangre

Foto propia, desde mi ventana

Si el amor viene a tu encuentro, no te apartes para cederle el paso...
aunque puedas colisionar y teñir el cielo con nubes de sangre.

FRM [23/04/2016]

viernes, 19 de agosto de 2016

Sagrado templo de amor

Michael Hutter

Profanado fue el templo sagrado,
hoy renovado, con perdón y nuevas bendiciones...
En él se abren nuevas puertas virginales,
reservadas al más puro y gran amor inesperado.

Deseada entrada por la que penetra y se derrama
un eterno presente limpio y restaurado,
compartiendo entierro de viejos caminos
ya aprendidos y recorridos en el pasado.

Y un creyente habitante que celebra estrenar
culto en su nueva morada, sólo a él reservada.
Con gozoso placer inmenso en la concesión
llena de generosa entrega y pasión.

FRM [03/06/2016]

Conciencia de lo invisible

Saber apreciar y adquirir conciencia de todo lo que está invisible bajo la superficie de la realidad percibida, es muy importante y útil... Aunque requiere sensibilidad, experiencia en la observación y agudeza de reflexión para entenderlo, valorarlo y aprovecharlo adecuadamente.

FRM [18/04/2015]

Foto propia con tratamiento digital

jueves, 18 de agosto de 2016

Nuevos brotes

Foto propia, paseando bajo mi ventana.

No importa cuánto de uno mismo hayan podado. La vida nos regala nuevos brotes.

FRM [10/04/2016]

Entre dos caminos

Foto propia, paseando bajo mi ventana.

Cuando me encuentro en una encrucijada y tengo que optar entre dos caminos alternativos, con diferentes destinos y separados por alta tensión, no me limito a considerar las tentadoras ventajas aparentes del que se presenta como más cómodo y atractivo a corto plazo; valoro también, con mucha o más atención y libre de prejuicios, todo lo que estaré perdiendo en el caso de no seguir el otro, aunque pueda representar un mayor esfuerzo inicial.

En ocasiones, se pierde la conciencia de que las ventajas son apariencias circunstanciales por verificar, mientras que las pérdidas son realidades conocidas e irrecuperables.

FRM [18/08/2016]