El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

jueves, 25 de agosto de 2016

El arte

"Díptico con ventana". Obra propia, acrílico sobre tabla, 2002

El arte no es la belleza de lo que ves ni de lo que haces. Es lo que sientes y haces sentir, compartiendo formas, colores, luces y el contraste de las sombras.

En este díptico pictórico, como en la vida misma, la dualidad es una constante. Hay dos piezas libres e independientes, con contenido y vida propias cada una de ellas. Podrían estar en espacios y tiempos diferentes. Sin embargo, cuando se unen, toman su significado completo, nuevo, diferente... pleno. No pierden su esencia, pero comparten las luces y sombras que inunda el espacio interior desde la ventana que les es común. Uno junto al otro, componen un nuevo elemento bañado de la intensa luz que es más apreciable por las sombras que proyecta.

Son piezas diferentes, pero llamadas a formar un todo... en las luces y las sombras.

FRM [25/08/2016]

No hay comentarios:

Publicar un comentario