El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

jueves, 18 de septiembre de 2014

Esqueleto de sueños

Secos recuerdos
esqueleto de sueños,
huesos crujientes.

FRM [20/03/2014]

(Foto de archivo)

6 comentarios:

  1. Esa es la sensación cuando veo una fotografía del Cañon del Colorado, con aquellas montañas denominadas en Geografía como Cerros testigo, y que quedan a modo de vestigio de lo que pudo ser, fue y lo que es, así como los sueños en forma de proyecto que de alguna manera están intrínsecamente ahí pero que ya no se ven.
    Es una visión triste, yo prefiero pensar que ese árbol o el cerro testigo o incluso la sabina milenaria que vive en el Hierro, sigue viviendo y por supuesto soñando, quieren seguir siendo testigo de muchas cosas vividas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente comentario que te agradezco y al que no contesto para no estropearlo. Con seguidores como tú, amigo, este rincón aumenta y mejora sus contenidos.

      Eliminar
  2. Fátima Reyes Garcia11 de enero de 2015, 12:45

    Aunque nos dejemos morir, Fran, siempre habrá algo en nosotros que nunca muere...o eso quiero pensar, sobre todo una persona como tú, estoy segura que siempre estarás en algún recuerdo, hay personas y momentos muy difíciles de olvidar, y tú, amigo mío has dejado huellas imborrables, y lo que te queda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea como dices, querida amiga. Y que a ambos nos quede mucho por dar y recibir. Besos.

      Eliminar
  3. Hay gente que es inmortal, no por dejar legados materiales, pinturas, música, obras literarias etc... son inmortales para sus amigos y familiares por su legado personal, por su generosidad, solidaridad, por su sensibilidad hacia los demás en definitiva. Es por ello que serán inmortales con su recuerdo, al igual que vosotros dos, Fátima y Francisco, que me recordáis día a día que no está todo perdido, que hay seres humanos que merecen mucho la pena, que nada tienen que ver con esta sociedad egoísta, ignorante e intolerante. Sois un ejemplo para mí, os quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ese grupo perteneces y por eso eres muy querido tú también, Sergi. Nunca agradeceré lo suficiente a Lucho, el haberte conocido. Fortísimo abrazo, amigo.

      Eliminar