El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Raíces muertas

Pasamos media vida en eso de echar raíces;
encontrar firmeza, crecer y ser felices.
Resistiendo vientos, tormentas de deslices
y cuanto, en sus ocultos nudos, deja cicatrices.

Hasta que llega un mal día
en que del suelo son arrancadas
porque, en su afán de dar vida,
ya no son valoradas.

Pobre árbol viejo que no interesa,
recio tronco que ya no embelesa,
aunque sus ramas aún cobijarían
a quien valorase su acogedora umbría.

FRM [06/05/2014]

Foto propia, paseando bajo mi ventana

8 comentarios:

  1. Fátima Reyes García17 de diciembre de 2014, 20:02

    Ya quisieran muchos jóvenes retoños,aprender del viejo árbol...¡me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos aprendido y aprendemos de la experiencia más sabia. Pero, tristemente, eso no evita el desarraigo, a veces prematuro.

      Eliminar
  2. Al viejas cepas de los viñedos, son las más valoradas, son las que dan el fruto con más memoria...

    ResponderEliminar
  3. Pero no sólo es la memoria que uno atesora la importante, también es lo que deja en la memoria de los demás, pasar por esta vida dejando un legado como persona...y esa memoria no tiene precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto es así que ese recuerdo te mantiene con vida mientras alguien lo conserva en su corazón y su memoria.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Según para quién, querida amiga. Gracias por tu amable comentario. Besos.

      Eliminar