El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

martes, 16 de diciembre de 2014

Suelta los globos

Mirada metafórica

La vida te va llenando las manos de globos inútiles. Ilusiones vanas, decepciones, mentiras, falsas amistades, relaciones tóxicas, apariencias, dependencias, objetivos erróneos, frustraciones, complejos, falsos pudores, errores, ansiedades, obsesiones, sufrimientos, resentimientos, soportables inercias perpetuadas, dependencias...

Creyendo que son patrimonio heredado e ineludible de nuestra propiedad, nos empeñamos en mantenerlos firmemente aferrados, sin comprender que somos nosotros los poseídos. Convencidos de que son lo más importante que hemos acumulado en nuestra vida, sujetamos fuertemente sus cuerdas que ocupan e inmovilizan las manos. Atan a los hinchados globos por un extremo e inconscientemente nos atamos las manos con el otro.

Suelta los globos sin temor. Observa como se elevan en un bello espectáculo y disfruta de la libertad que te permite reutilizar las manos en nuevas metas, nuevas experiencias, nuevas relaciones, diferentes y más sólidas. Con contenidos más deseables, valiosos, tangibles y reales.

Durante un tiempo, seguirás contemplándolos, quizá con añoranza, mientras se elevan y alejan, flotando suavemente hacia el grandioso azul infinito. Pero comprobarás que, poco a poco, van achicándose, perdiendo tamaño e importancia al alejarse, hasta perderse y desaparecer de tu vida, definitiva, completa y felizmente.

No vuelvas atar tus manos con globos huecos hinchados de apariencias, recuerdos negativos y falsos contenidos. Ya no tendrás que preocuparte por mantenerlos aferrados, con la angustia de evitar que exploten. Termina con esas falsas necesidades y podrás ocuparte de dedicar las manos a todas tus posibilidades de ser libre que siempre habías pospuesto y estaban ahí... esperándote.

Suelta esos globos y sé feliz.


FRM [28/05/2014]

2 comentarios:

  1. Fátima Reyes García17 de diciembre de 2014, 20:15

    Qué bonito lo dices...¡y qué razón tienes!

    ResponderEliminar