El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

domingo, 28 de diciembre de 2014

Como setas

Aprender a relacionarse con los demás es tan complejo como llegar a ser un experto en micología. Los contactos y amistades brotan como setas a lo largo de la existencia y, como los hongos, se propagan con extrema facilidad en determinadas circunstancias medioambientales favorecedoras.

Hay que haber adquirido mucha experiencia, y padecido alguna que otra intoxicación, para llegar a discernir entre las variedades saludables que incluyen las más nutritivas, sabrosas y exquisitas de las que son portadoras de peligrosas y dañinas toxinas. Incluso, como sucede con la "Amanita muscaria", algunas son muy bellas, seductoras y atractivas, con la facultad de producir enteógenos efectos de alteración de la conciencia en dosis moderadas, aunque pueden llegar a matar si la ingesta es superior.

Por fortuna, para los menos avezados, siempre está el humilde champiñón con el que no se corre riesgo alguno. Con las demás, toda prudencia es poca... hasta que se conocen bien.

FRM [28/12/2014]

Foto propia, de compras en el mercadillo

6 comentarios:

  1. Acertadísima analogía, la experiencia y conocimiento en micología en este caso no te la el conocimiento que te pueda dar un manual o ensayo, pero sí la experiencia vivida en primera persona; aun así hasta el más experto en esas lides,siempre hay alguien que te puede provocar un transtorno gástrico importantes, pero el encanto que tiene conocer y probar muchas veces te hace ser temerario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que sería la vida sin la adrenalina del riesgo y la pasión de indagar hasta el fondo en la sorpresa?

      Eliminar
  2. Fátima Reyes García29 de diciembre de 2014, 23:11

    Y si se vive,se arriesga...¡¡¡chapeau,monstruo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se arriesga y, a veces, olvidamos la prudencia. Gracias, bella.

      Eliminar