El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

lunes, 8 de diciembre de 2014

Mis queridas hermanas (1)

La del alba sería cuando este nómada salió de su refugio en caminada incierta y desnortada, mirando a todas partes por ver con deleite cuanto las nuevas luces descubrían. En eso estaba, cuando vi, no lejos del camino por donde iba, un muy grande caserío que, en la distancia, una torre mostraba y entre sobrio castillo e iglesia se me antojaba.

En llegando estaba al pie de sus recios y vetustos muros, con lo que pude observar y percatarme que de un convento se trataba y que la torre avistada no era sino la obligada espadaña. Acerquéme a pedir cobijo, avisando por el torno junto a la entrada, sin otra intención que la demanda de descanso y alivio de la sed y apetito que la caminata habíanme producido, a riesgo de romper la sagrada clausura de las santas mujeres que allí recluían sus hábitos y benditas oraciones.

Al poco, fui discreta y amablemente atendido por la susurrante voz de la hermana que al presentarme se identificó como Sor Dina y con la que, en cómplice y para ella añorada cháchara, llegué a un feliz acuerdo que, por ser otra historia, para otra ocasión reservo, puesto que, si de tiempo y salud dispongo, de toda la congregación daré cumplida señal.

FRM [08/12/2014]

(Foto propia. Monasterio de Santa María la Real, Aguilar de Campoo)

8 comentarios:

  1. Lugar excepcional que has sabido plasmar gráficamente de forma magistral, no sólo con esa fotografía, también con esa descripción a modo de castellano antiguo, me has transportado a los tiempos del Arcipreste de Hita... ¡¡¡Eres un crack!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humildes reminiscencias cervantinas que me alegra te hayan gustado. Gracias, amigo.

      Eliminar
  2. Fátima Reyes García.8 de diciembre de 2014, 19:55

    Impresiona la foto en su belleza,y la historia,promete muchísimo...¡a fe mía que no he de perderme su continuación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien te has metido en la historia, gentil y bella dama Fátima!

      Confío en que las sucesivas entregas sigan siendo igual de placenteras para tus sentidos.

      Eliminar
  3. Buena historia, bien narrada con intriga... Quedaré a la espera, caballero, para regocijarme con esta historia monjil, nos lleve a donde nos tenga que llevar... que sin duda será por el mejor camino. Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén. Espero que un Ángel se encuentre cómodo entre tanta hermana con votos celestiales.

      Eliminar
  4. Loquita por leer la continuación del relato. No sé si ya te lo había dicho, creo que si, pero me voy a repetir...enhorabuena, es un blog chulísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, preciosa. Muy pronto habrá continuaciónes... están en el horno. Gracias por seguir el blog. Besos.

      Eliminar