El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Escucha las voces

(Imagen de archivo)

Como la mies se apura con las hoces
debe beberse la copa hasta las heces,
abandonar para siempre las memeces
repetidas muchas, demasiadas veces.

Dejar de sentir estrecheces
instalado en tus treces,
volver a sentir que amaneces
sin mirar por qué desfalleces.

Ahora sientes que enloqueces,
pero, queriendo, reverdeces,
si el alma no desabasteces
y los sabios consejos obedeces.

Eleva, pues, tus preces
porque no hay en el mundo jueces
que puedan indultar con creces
aquello de lo que careces.

Y, si por otro padeces,
no te engañes, son dobleces.
Sólo por ti pereces,
mientras te autocompadeces.

No creas, pues, que feneces
ya que un crío pareces
y con tus estupideces
los sentidos ensordeces.

Aprende y deja las cutreces
para, liberado de sandeces,
poder jugar si lo apeteces
en otros muchos ajedreces.

Olvida palabras soeces,
no sientas que te enmoheces
ni te instales en ñoñeces,
sólo demuestra lo que eres y ofreces.

Porque, si te adormeces,
tendrás lo que mereces
mientras bien no finalices
todo lo que empieces.

FRM [05/05/2013]

2 comentarios: