El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Un día inolvidable

Entre algunas más, aunque pocas, porque no abundan tan buenas y leales, tengo la fortuna de mantener contacto con mi buenísima amiga Elena "La Viajera", con casi cuatro décadas de antigüedad en el cargo y que me conoce muy, pero que muy bien, por la confianza e intimidad que compartimos en el pasado y el profundo respeto y cariño que hemos mantenido hasta el presente... por increíble que pudiese parecer a más de uno.

Elena "La Viajera". Foto propia
Pues bien, resulta que esta maravilla de mujer, en todos los sentidos, se ha convertido en una de las más fieles visitantes de este rincón y, en un reciente comentario, me ha exhortado a que escribiese con tono y contenidos más positivos de lo que a ella le parece que últimamente he transmitido. Y, puesto que nunca he podido resistirme a una petición de alguien querido, he decidido evocar y compartir uno de los días más alegres y felices de mi vida que, además de dichoso, es ejemplar y relativamente cercano en el tiempo.

Me estoy refiriendo a la inolvidable noticia del mediodía del 12 de noviembre de 2014, en la que la oncóloga que atendía a mi querida Pilar Cuenca nos confirmó que estaba totalmente sanada de la enfermedad que nos tuvo en jaque durante casi dos larguísimos años... Y, así sigue al día de hoy, por fortuna.

Un ejemplar caso más que demuestra que "si quieres, puedes" y que la voluntad realmente hace milagros. Una voluntad que Pili siempre puso de manifiesto constantemente, fiel a su propio y esperanzador lema: "No luches contra la enfermedad... alíate con la vida". Optimismo, vitalidad, constancia, entusiasmo, voluntad, alegría, gratitud y firme decisión, fueron las eficaces herramientas de las que se sirvió a lo largo de todo el proceso de sanación, cada uno de los días de su largo e ingrato tratamiento.

Ser testigo en primera fila de esa prodigiosa actitud ante la adversidad, es una gran lección y un recuerdo que revitaliza la ilusión por vivir, refuerza la capacidad de afrontar cualquier momento ingrato, y que, al escribir estas líneas, agradezco de todo corazón y lleno de amor a Pilar, por protagonizarlo, y a María Elena por empujarme a rememorarlo.

Gracias a ambas por seguir a mi lado, al margen del tiempo y el espacio. Os quiero mucho, guapas.

FRM [13/09/2016]

Foto propia, Pilar ante el hospital, después de recibir la noticia de su victoria.

6 comentarios:

  1. Gracias por tus cariñosas palabras y por transmitir esa gratísima noticia, que no conocía! Le puedes dar a Pilar un abrazo de oso de mi parte. Me alegro un montón!!. Ya tenía yo ganas de leer algo así de alegre y positivo en tu blog. TQM!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis palabras son cariñosas, porque son sinceras y las mereces. Tu abrazo será dado en cuanto tenga la oportunidad. Gracias y... ¡no me seas injusta! Hay muchas cosas alegres, positivas y hasta divertidas en este rinconcillo. Yo también te quiero, guapa.

      Eliminar
    2. Bueeeeno, ya no te regaño más. Ya sé que la prosa y el verso que se escriben del corazón, como siempre haces tú, suelen estar inspirados en pequeñas tragedias, pero también, es verdad, he leído cosas tuyas muy alegres y divertidas. Seguiré leyendo...

      Eliminar
    3. Pues te lo agradezco, ya sabes que soy muy sensible. Pero, hablando en serio, creo que, sólo escribiendo desde el corazón, se puede llegar al corazón de quien lee o, al menos, satisfacer el propio. Las ideas van y vienen y se fijan en letras, mejor o peor ordenadas. Pero ahí quedan. Por eso pongo la fecha de cuando escribí cada aportación; ello me sitúa en el contexto espacio temporal de lo que lo inspiró. Por si no lo leíste, te sugiero que eches un vistazo a la entrada "Fuentes de inspiración" del día 9 de este mes. Muchas gracias por seguir leyendo. Besos.

      Eliminar
    4. Fátima Reyes García14 de septiembre de 2017, 20:40

      Yo no sé en que fila estaba, pero viví muy de cerca como sabes,nos conocimos cuando estaba en pleno tirón de fortaleza y voluntad,los dos me robásteis el corazón y para siempre seré la más fiel admiradora del tesón, la complicidad, el cariño y la ternura que prodigáis. Pili es excepcional en todos los sentidos y una mujer ejemplar. Tú, me consta que un fiel amigo, de los de verdad,no de los de "boquilla", así que me alegra mucho que publiques en positivo, que hay motivos. Besos.

      Eliminar
    5. Querida Fátima, tú sabes que, desde que iniciamos nuestra fraternal amistad, siempre has estado en primera fila y, ciertamente, eres de las personas que más cerca estuviste durante aquel difícil proceso con afortunado final feliz, porque tú tampoco eres amiga "de boquilla". Muchos besos, guapa.

      Eliminar