El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

viernes, 9 de septiembre de 2016

Fuentes de inspiración

Foto propia, fuente pública en Nuevo Baztán

Cuando escribo algo, sean reflexiones, pensamientos, relatos o pretendidos poemas, trafico con la ficción, no con la mentira. Con la imaginación viva, pero no necesariamente con ni por mi vida.

Es indudable que las materias primas que se van almacenando en el ADN de la inspiración, tienen su origen en épocas y momentos diferentes y en experiencias propias o ajenas, de las que se nutre por haber sido compartidas, escuchadas, leídas o presenciadas. Y eso incluye las vivencias recreadas a partir de la literatura, la poesía, el arte, la observación atenta o los pensamientos fruto de talentos superiores.

De alguna forma, es un proceso casi alquímico que requiere la misma constancia, así como la aplicación de los dos fases que componen la base de su filosofía: "Solve et coagula". Puesto que en la disolución preliminar se analizan, despiezan y separan las ideas, experiencias y recuerdos para ver cómo es, fue o sería su funcionamiento y en la coagulación creativa se realiza la síntesis de unir de nuevo las piezas para intentar que funcionen otra vez, con más eficacia, de otra forma o con otro fin.

Reconozco que la confusión con la biografía íntima del autor resulta muy atractiva y, hasta cierto punto, inevitable. Es una distinción que tal vez no sea fácil de hacer para alguien ajeno al ejercicio práctico de la poesía, la narrativa o la creación de cualquier orden, por modesta que ésta sea. Es muy tentador tratar de identificar al autor o identificarse uno mismo.

Y eso, en el fondo, es muy gratificante, porque con la escritura o cualquier otro tipo de arte es muy importante que haya una resonancia emotiva en el receptor, aunque se trabaje con áreas de fantasía totalmente excesivas o exacerbadas. Es fundamental que cualquier historia o expresión creativa suene y se sienta real en el plano humano, que sea verosímil, aunque nunca haya ocurrido... al menos en la vida de quien lo escribe o describe. Es el aristotélico "realismo de lo irreal" de Haruki Murakami, tan querido por mi admirado amigo el escritor y ensayista Justo Sotelo.

Por ese motivo, cuando me refiero a vivencias personales en este rincón, siempre lo hago constar en el propio texto o con la etiqueta "Biografía de un nómada".

Esto me recuerda que, siempre que trato esta cuestión, pongo el ejemplo bienhumorado de mis dudas razonables acerca de que, el eternamente admirado García Lorca, "... se la llevara al río, creyendo que era mozuela...".

FRM [09/09/2016]

2 comentarios:

  1. Sí, ya lo había leído, pero supongo que es inevitable, para quien te conoce, que automáticamente asocie lo que aquí cuentas a tu persona. Pues me alegra saber que cuando te percibo "negativo", no siempre te sientas así...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho darte tan alegre motivo de alegría. Aunque, ya sabes, que en esta vida hay o ha habido de todo...

      Eliminar