El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

domingo, 29 de enero de 2017

Tiempo sin edad

Tiempo sin edad,
continente del pagano rito ancestral
en el templo atemporal
de una isla inmortal.

Avalon, refugio de diosas,
legendaria lujuria desatada,
magia lasciva entre brumas,
oculta a la necia realidad desenfocada.

Sueños y vigilia se confunden y mezclan
en espacios paralelos de universos combinados.
Oníricos paisajes de palabras
y personajes recuperados.

Mitos y suspiros en difusos paisajes,
flujos y gritos salvajes,
en húmedos rituales sagrados
de antiguos misterios adorados.

Viejo Merlín añorado,
sabio aprendiz de druida
dentro de un roble encantado
hundido y fundido en niebla de vida.

Tenue y sutil encuentro rescatado
con la Dama del Lago,
cuando Excalibur se torna carne
al resucitar el mago.

No importa el tiempo
solo cuentan las ganas
que estallan como mojadas fresas
en los senos de Morgana.

Vuelve a caer la niebla,
Avalon se hace otra vez invisible...
Pero queda el recuerdo de leyenda
del canto de un bardo sensible.

Tiempo sin edad,
continente del pagano rito ancestral
en el templo atemporal
de una isla inmortal...

Allí donde espera,
invisible y sumergida
entre brumas de vida,
la eterna primavera.

FRM [29/01/2017]

(Recordando a Marion Zimmer Bradley y en agradecido homenaje)


Fotografía de Hervé Glot

4 comentarios:

  1. Tengo el gran placer de compartir con ustedes un de los poemas de Francisco Rodriquez Mayoral. No es ya el primer poema que deja asombrado a su lector. Ni el primer poema que he leido de este escritor que no me da tregua, que no me deja seguir a repensar e imaginar. En otras palabras, sus versos son una parte de su ser que de un modo evoca los emociones y despierta la inteligencia y sabiduria del lector, incluídas ambas en la composición poetica del escritor. Su don de sensibilidad convertido en palabras nos deja y permite repensar el mundo de la escritura poética contemporánea.
    En el poema “Tiempo sin edad” el escritor vuelve otra vez a la isla de Ávalon, el tema ya tocado con su suavidad en otra de sus obras titulada “Morgana”. El autor nos invita a regresar a la isla Ávalon que ya está borrada para los que se concentran en lo que ocurre en el mundo objetivo, lo que llamamos la realidad. Nos lleva al mundo mitológico de sucesos oníricos que dejan el reloj , el tiempo aparte. El poema nos envuelve en las nieblas de nuestros deseos secretos que muchas veces ni nosotros mismos vemos. Detrás de este velo los encontramos y por eso su poesía es una introspección que ofrece reconocerse a sí mismo desde otro punto de vista , una vez más.
    Con sus obras, F. R. Mayoral, nos guía hasta encontrar la ruta adecuada para cada uno en el laberinto que solemos nombrar como la vida, para arrivar al centro, tras vías que se cruzcan, senderos donde fácilmente nos perdemos en itinerarios de amor, odio, añoranza; trayectos de dolor, felicidad momentánea, lágrimas y sonrisas. Las emociones son enjauladas en los versos breves y así ellos mismos y cada uno de ellos son el regreso a la primavera. Rompe el hielo que ya ha congelado el lago de Ávalon y revitaliza la invisible y mas existente unión entre dos mundos: de aquí y del más allá. La unión entre ‘tú y yo, yo y tú‘... el regreso a empezar de nuevo.



    Jung, Carl Gustav, Recuerdos, sueños, pensamientos, “el ser humano se vinculaba a través del mito con el mundo del misterio, y a través de este con la naturaleza viva” [...]
    Zimbardo, Philip G., La paradoja del tiempo: la nueva psicología del tiempo, Grupo Planeta (GBS), 2009
    Jung, Carl Gustav, Der Mensch und seine Symbole, von C.G. Jung, Walter Verlag, 15 Ausgabe der Sonderauslage, 1999, pp.37, „Aber ebenso wie bewusste Inhalte im Unbewussten verschwinden können, so können auch neue Inhalte, die nie zuvor bewusst waren, aus dem Unbewussten austeigen“[…]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has dejado sin palabras con la brillante y halagadora introducción que has escrito para compartir y difundir mi poema, querida Hanna. Considero que es tan inmerecida como extensa, pero mentiría si no dijese que me encanta, porque sé que sientes y piensas lo que dices. Muchísimas gracias, amiga. Eres genial.

      Eliminar
    2. Disculpame mi opinion. Pero genial eres tu. Y yo soy solo o tanto el elpejo de ti...

      Eliminar
    3. Te agradezco nuevamente tu generosa opinión. Besos, Hanna.

      Eliminar