El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

viernes, 13 de enero de 2017

El mito selenita

Foto propia, paseando bajo mi ventana

Eres blanca y fría,
de color escarcha yerta,
sin vida ni alegría
aunque la luz llame a tu puerta.

Deslumbras con brillos prestados
que exhibes orgullosa
para engaño de poetas
que ilusionados siembran tu huerta.

Pero ilusión pasajera eres,
periódica y recurrente,
aburrida repetición
de rimas y prosas que siempre mienten.

Careces de luz propia
por mucho que lo aparentes
pues sólo eres un limitado reflejo
de lo que recibes en tu espejo.

Insomne, menguante o creciente,
en oxímoron ecuatorial permanente,
girando en el congénito vacío
de un espacio negro... indefinido.

Te asomas a la noche negra,
silenciosa y sonriente,
simulando lo que no eres,
confundiendo corazón y mente.

Eternamente inconsciente,
tu mar no es de tranquilidad
porque en tu cara más oscura
albergas las más profundas dudas.

Satélite oscuro y solitario,
en plenitud engreído,
crees haber crecido
en las letras de un diario.

Vas y vienes, penitente,
unos días con humildad inevitable
y otros, llena y prepotente
en las órbitas más inestables.

Cruje tu alma reseca,
polvo acumulado bajo caricias ansiadas
que son sólo pasajeras miradas
del poeta soñador que a ti se acerca.

Símbolo estelar del desapego
continua muestra de incertidumbre,
rotando en la eternidad de ciegos
que ven inspiración fugaz... por costumbre.

FRM [13/01/2017]

No hay comentarios:

Publicar un comentario