El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, 2014. Isleta del Moro, Almería)

jueves, 26 de febrero de 2015

Paseo interior

Foto propia, paseando en calma

He paseado por mi interior
y recorrido en paz sus calles y campos.
Horizontes infinitos desplegados
con caminos despejados y abiertos.
Oscuros callejones y escondidos rincones
con aroma a sexo de pasados revolcones,
en tardes, madrugadas, y mil y una noches.
Grandes construcciones y fachadas desconchadas,
donde miran ventanas luminosas y otras apagadas.
Tierras yermas, antes cultivadas,
en otro tiempo fértiles y surcadas,
algunas resecas, maltratadas por mal aradas,
almacenando todas las piedras tropezadas.
Parcelas de vidas pasadas, hendidas por mil pisadas
con sombras de añoradas y fragantes esencias
ciegamente inseminadas, cientos de veces cosechadas.
Pasiones, indiferencias, olvidos, amores y rencores...
frutos dulces y amargos en un camino largo.
Húmedas flores polinizadas entre piernas generosas
y blancas colinas con pezones, como acogedores almohadones.
Huellas que cubren huellas, se secan, suman y acumulan,
se añaden y perpetúan fosilizadas, nunca borradas.
Líneas indelebles en el mapa desplegado
de los territorios transitados y revisitados...
Sí, he viajado a mi interior en paz, tranquilo y feliz,
con nueva visión serena, lúcida y sosegada...
he paseado en calma.

FRM [26/02/2015]

4 comentarios:

  1. Fátima Reyes García26 de febrero de 2015, 21:55

    Y te has salido, amigo...¡Menudo poema!

    ResponderEliminar
  2. Un paso sin duda necesario, que resulta serenamente hermoso. Un abrazo, amigo Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un recorrido periódico muy saludable que me gusta disfrutar de vez en cuando. Gracias y abrazos, Teo.

      Eliminar