El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 11 de febrero de 2015

Himno para este rincón

Foto propia, una de las sendas recorridas.

Con mi agradecimiento a Franco Battiato que supo captar y cantar maravillosamente el espíritu que nos invade a algunos... después de un largo viaje y al final de nuestro camino.


Nómadas que buscan los ángulos de la tranquilidad,
en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados,
entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan.
Caminante que vas buscando la paz en el crepúsculo
la encontrarás, la encontrarás al final de tu camino.

Bajo el tránsito de la aparente dualidad,
la lluvia de septiembre despierta el vacío de mi cuarto
y los lamentos de la soledad aún se prolongan.
Como un extranjero no siento ataduras del sentimiento,
y me iré de la ciudad, esperando un nuevo despertar.

Los viajantes van en busca de hospitalidad,
en pueblos soleados, en los bajos fondos de la inmensidad
y después duermen sobre las almohadas de la tierra.
Forastero que buscas la dimensión insondable,
la encontrarás fuera de la ciudad, al final de tu camino.


2 comentarios:

  1. Bellísima canción. Grandes recuerdos mientras fui también, en algún momento de mi vida, caminante que buscaba la paz del espíritu. A veces no hace falta llegar al final del camino para encontrarla. Preciosa entrada con fotografía sugerente. Un abrazo, Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me consta, por la confianza que me has otorgado, que también sabes lo que se siente como nómada. Tienes razón, pero creo que hay que entender el verso de Battiato no como un punto final, sino como el final de un proceso que suele llegar durante la última etapa evolutiva de la vida. Al menos, así lo tomo y así lo deseo. Gracias por tus palabras y un abrazo para ti, Ángeles.

      Eliminar