El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 28 de enero de 2015

Tirado en el suelo

Allí estaba, tumbado
o, más bien, tirado.
Con el suelo por lecho
y por techo el cielo,
eyaculando recuerdos,
masticaba desprecios.

Lágrimas de semen
salpicaban sábanas de sombras
de lejanos momentos,
cosidos con placeres fugaces
sobre el maniquí de un cuerpo,
carne inmóvil, sin sentimiento.

Puntadas en entretelas,
dos al bies y una al derecho.
Pespuntes, con vocación de bordados
de frágiles e inciertos anhelos,
sin patrón ni buena mano,
con las agujas del tiempo.

Ya no hay hilo ni alfileres
ni tinta en el tintero.
Sólo queda el momento
de eyacular los recuerdos,
masticando desprecios...
tirado en el suelo.

Corazón petrificado,
arrancado de un pecho olvidado.

F.R.M. [28/01/2015]

Foto propia, de mis paseos bajo mi ventana

4 comentarios:

  1. Fátima Reyes García28 de enero de 2015, 16:33

    Jo Fran, he aquí tu alma de poeta...¡me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fátima. Me encanta que te encante.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho, Francisco....ese eyacular recuerdos y masticar desprecios o los pespuntes con vocación de bordados. Bello poema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y agradezco mucho tus palabras que me "restauran" los deseos de seguir escribiendo. Un beso grande, Susana.

      Eliminar