El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

viernes, 30 de enero de 2015

Dogales de dogmas

Odio los dogmas,
no soporto los reglamentos,
las rígidas reglas
que producen lamentos.

No a los inquisidores,
a los jueces sin fundamento
y a los pretendidos temores
que amargan buenos momentos.

Vivir libre y feliz
es la norma que respeto,
haciendo del amor estado
y no pasajero sentimiento.

No causar a nadie daños,
aceptando diferencias
que son sólo ilusiones efímeras
ante el paso de los años.

Rechazo la hipocresía
la falsedad y la mentira,
y sólo compasión e indiferencia
otorgo a su penosa existencia.

Defiendo mis ideales
más que intereses personales
y de todos aprendo mucho
den bueno o mal ejemplo.

A quien me quiere me acerco
y, de quien no, me alejo.
Pues no hay mayor tormento
que soportar lo indeseado.

Vivir y dejar vivir
es la mejor opción
para sentirme feliz
en la soledad de mi rincón.

FRM [30/01/2015]

"Moisés" Heston. Dibujo propio con tinta china, a mis 12 añitos

5 comentarios:

  1. Hago mío cada uno de los "preceptos".

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con la última estrofa... si me la prestas. Claridad de e ideas para buenas reflexiones.

    ResponderEliminar
  3. No hace falta decir que estoy contigo, que asumo el poema como si fuera propio en contenidos, Francisco. Hay una cierta idea de la vida que nos acerca mucho sin duda, que compartimos.
    Gracias por este poema tan natural, como espontáneo; tan necesario, como sincero.
    Abrazos.
    Teo

    ResponderEliminar