El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

viernes, 31 de octubre de 2014

Santoral pagano (13)

Una de las más refinadas formas de tortura infantil puede encontrarse en los anales de la educación de una etapa histórica que algunos recordamos y otros han escuchado contar. Se trataba de exigir la memorización inútil e inmisericorde de la famosa y mítica lista de los reyes godos.

Entre ellos, desde Ataúlfo hasta Rodrigo, se dieron nombres tan pintorescos como inolvidables... Liuva, Chintila, Wamba, Égica y Witiza, son sólo algunos de los que se enumeraban de carrerilla junto a Recaredo que, por cierto, a mí me sonaba a repartidor de paquetes y mensajes.

Sin embargo, los historiadores han olvidado injustamente al noble Dalia que, además de bello y delicado como una flor, acabó siendo elevado a los altares profanos como San Dalia y designado patrón de los zapateros y los turísticos guiris con calcetines.

Nos ponemos a sus pies en fresco y cómodo homenaje.

FRM [30/10/2014]

(Foto de archivo retocada)

4 comentarios:

  1. ¡Qué bueno, qué bueno...! Gracias a este santo pagano, existe la libertad de calzado. Por cierto ese modelo de sandalia es monísimo. Creo que es un buen momento para reconocer que, a pesar de no ser guiri, algún inesperadamente fresco, día de verano, me he puesto calcetines con ellas. Pero un santo tan bueno, todo lo comprende y lo perdona. Un saludo Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... Tengo unas sandalias muy parecidas... Y, es verdad, es un gran santo.

      Eliminar
  2. Fátima Reyes García2 de noviembre de 2014, 20:26

    Que sería de nuestros acalorados pies en verano sin él...jijjiji

    ResponderEliminar