El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

domingo, 19 de octubre de 2014

Abuelo Vincent

"El abuelo Vincent". Acuarela y anilinas sobre cartón, 2001

La intensa y truncada vida de Vincent van Gogh nos legó su apasionada, delirante y diferente visión de la luz y el color que, al dejar esta vida, permaneció brillando eternamente en el cielo oscuro y eterno de su ausencia, como las rutilantes estrellas del firmamento de su genial obra "La noche estrellada".

Resulta un tópico frecuente el comentario sobre lo que sentiría Vincent van Gogh "si levantara la cabeza" y contemplase, con indudable estupor, la dimensión del espacio ocupado en la Historia del Arte y el valor económico que sus obras han alcanzado, años después de que su hermano Théo pelease hasta la extenuación para intentar vender sus cuadros infructuosamente.

Un buen día del año 2001, se me ocurrió dar una "vuelta de tuerca" más al tópico, para imaginar su vejez. Su aspecto y ánimo, en el supuesto de que no hubiese fallecido cuando decidió partir. De ese pensamiento imaginario surgió la imagen que este cuadro representa...

Así nació, entre manchas apresuradas de color aguado, este anciano de roja barba que recuerda su pasado real con mirada cargada de firmeza y dolor, aunque orondo y satisfecho de su vida artística. Solitario, aunque contemplado, ¿por una nieta o amante tardía? que observa con mirada retrospectiva de tristeza compasiva, la admiración, respeto y éxito que su trabajo y personal estilo merecieron desde un principio, al margen de lo tardío del reconocimiento posterior.

Sirva como homenaje personal a mi admirado maestro.

FRM [24/03/2014]

2 comentarios:

  1. Colorida y fantástica acuarela. Un placer para los sentidos.
    Gran homenaje a tu, nuestro, admirado maestro. Seguro que para él hubiera sido todo un honor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de una magistral acuarelista, es un grandioso cumplido. Gracias, Ángel.

      Eliminar