El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

martes, 11 de noviembre de 2014

Mis olas

Foto propia, atardecer en Almerimar

Nunca mis olas
fueron más dichosas,
cuando de noche y a solas,
te mecían con mareas
a ritmo de caracolas.

FRM [19/08/2014]

8 comentarios:

  1. Precioso poema Francisco, su sencillez y profundidad lo dicen todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valoro mucho la opinión que contiene tu comentario, Inmaculada, ya que soy consciente de tu gran sensibilidad poética. Gracias, amiga.

      Eliminar
  2. Me dejé mecer en este corto y delicioso poema.
    Tu foto como siempre: buenísima.
    Haces muchas cosas y todas las haces bien. Además, sé que eres una magnífica persona, lo intuyo, lo percibo a través de las ondas cibernéticas. Es una suerte contar con tu amistad.
    Un beso enorme, querido Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida y admirada Isabel, cuando era muy jovencito, mi madre solía definirme como "aprediz de todo y maestro de nada". Y en eso estamos, divirtiéndome que, como sabes, comparte genética con "diverso", ergo diferente y variado. Desde el pudor te agradezco mucho el honor de considerarme una buena persona, lo que no siempre consigo, pero no dejo de intentar. Y, si de suerte amistosa hablamos, lo dejamos en tablas, porque me siento muy afortunado contando con la tuya. Correspondo de corazón a ese beso, con el deseo de que tus libros tengan la difusión y éxito que mereces como persona y escritora.

      Eliminar
  3. Fátima Reyes García11 de noviembre de 2014, 21:29

    Esas olas que te hicieron tan feliz
    siguen meciendo el recuerdo...
    y el deseo de que volváis por aquí.
    precioso poema Fran!!

    ResponderEliminar
  4. Preciosos versos. Me gusta esa complicidad del mar con su amada. Una metáfora muy bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tu bonito comentario, Susana. Y, sobre todo, tu frecuente presencia en este rincón, en el que tu visita es muy gratificante y bienvenida. Besos.

      Eliminar