El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

domingo, 31 de agosto de 2014

Deseo primario

Cuando se está acostumbrado a pensar e imaginar en clave de conceptos, palabras e imágenes combinadas, es inevitable y frecuente que las unas conduzcan a las otras de manera indistinta, interactuando en el estímulo de la libre inspiración. Éste es uno de los casos en que la imagen me sugirió el relato breve que se puede leer a continuación.

(Foto de archivo)

No pude evitar seguirla. La visión de su contoneante bamboleo me fascinaba hipnóticamente.

Callejeamos sin parar, manzana tras manzana, movido incansablemente por el incontenible impulso instintivo más primario y salvaje que nunca había imaginado que podía llegar a sentir.

Aquel movimiento rítmico, aquel balanceo, me obsesionaba. No podía dejar de imaginar las formas sugeridas que el envoltorio ocultaba. Mi estómago estaba contraído y sentía espasmos de un deseo feroz... Tenía que hacer grandes esfuerzos para contenerme y no abalanzarme sobre ella, mientras mi boca no cesaba de salivar.

Después de tres días sin probar bocado, el hambre atenazaba dolorosamente mis vísceras y la visión de aquella enorme bolsa, anunciando comida, era un imán irresistible para mis vacías entrañas...

FRM [noviembre 2013]

6 comentarios:

  1. Excelente relato con sorprendente final. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido amigo. Me alegra mucho que te haya gustado. Abrazos.

      Eliminar
  2. Extraordinario relato breve; sugerente y sugestivo, con ese ingenio que tienen, como denominador común, todos tus relatos, y en el que se cumple aquello de:
    Menos es más... Felicidades Francisco R. Mayoral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, me produce una gran alegría que pueda gustar cualquier cosa que yo haga, pero que alguien que escribe como tú, alabe un texto mío, tiene un valor añadido que supera con mucho a la mera satisfacción. Todo mi agradecimiento por seguir lo que guardo en este rincón y, sobre todo, por leerlo y comentarlo con palabras tan gratificantes.

      Eliminar
  3. Chapeau maestro. A mi me pasa algo parecido. El mejor polvo de mi vida, ha sido el Cola Cao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajajajaja...! Brillante comentario, amigo Cris. Muchas gracias y felicidades porque ese tipo de satisfacción puede prolongarse hasta edades muy provectas. Gracias por la idea. Abrazos.

      Eliminar