El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

lunes, 29 de febrero de 2016

El YO reflejado

Hace falta decisión y un cierto valor para enfrentarse al espejo y mirar bien y con profundo detenimiento lo que él nos devuelve. Si uno es honrado en la observación del alma y los propios comportamientos, siempre se encontrarán detalles poco gratos y frecuentemente insatisfactorios. En ocasiones, incluso inesperados, sorprendentes, incomprensibles... posiblemente desconcertantes.

El objetivo es ser autocrítico y definir honestamente las vías para mejorar la imagen que nos es devuelta, para adecuarla a los propios deseos, intenciones y pretensiones.

Para ello, nada mejor que servirse de quienes conocemos y nos conocen en mayor o menor medida. Hace mucho que aprendí que el YO es la suma de todos los "tús", incluyendo los que nos autodedicamos.

Sin embargo, este ejercicio puede conducir a situaciones de contradictorio conflicto interno, cuando se producen diversos y muy diferentes reflejos en la imagen especular. El impacto puede ser muy desestabilizador, dependiendo del momento y condiciones en que se produzca. Y, tanto más, si coincide con circunstancias personales de intensa fragilidad emocional.

En ocasiones, se nos puede hacer sentir como tóxicos, cuando realmente estamos intoxicados por quien refleja o produce tal estado.

En cualquier caso, la última observación no resta validez al procedimiento ni eficaz utilidad a la práctica de su uso; siempre que no se olvide que la calidad y estado de los espejos también son determinantes para obtener una imagen nítida, fiable y no distorsionada.

FRM [29/02/2016]

(Foto de archivo)

4 comentarios:

  1. tan de acuerdo que suscribo cada palabra.

    ResponderEliminar
  2. Ay, este "Nómada", en qué bretes filosofales se mete y nos mete con su inteligente e inquieta mirada a la vida. Y qué razón tiene, y tiene Jung, otro que tenía un ojo avizor fuera de serie para ver y profundizar en los destinos del alma y hacérnoslos sentir. Vengo desde Órbita literaria y me encuentro el tema más agrandado, con más sabor a literatura y a pensamiento. Gratificante todo, amigo Francisco. Máxime si es algo que comparto plenamente. Un fuerte abrazo.
    Teo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inquietud en la mirada a la vida es cualidad consustancial de la propia existencia no vegetativa que requiere de una cierta dosis de inteligencia, en tanto capacidad de permanente adaptación al medio. Dos circunstancias y características que siento compartidas contigo, querido amigo Teo.
      Y te aseguro que lo que me es muy gratificante es que así lo manifiestes y compartas conmigo esas inquietudes. Correspondo a ese fuerte abrazo.

      Eliminar