El Rincón del Nómada

El Rincón del Nómada
La libre soledad del ermitaño es el terreno más fértil para que germine y florezca la creatividad. (Foto propia, julio 2014. Isleta del Moro, Almería)

miércoles, 15 de febrero de 2017

Innecesario desapego

Hay afortunados momentos en los que no es preciso apelar al manoseado concepto del "desapego" para alejarse liberado de algo o alguien que una vez se amó. Basta con que quede en evidencia que su inestable y mendaz realidad no merece confianza ni el menor respeto.

Porque se puede no odiar aquello que no se respeta, aunque inspire rechazo y repulsión. Pero es, de todo punto, imposible amarlo.

FRM [15/02/2017]

Foto propia. "Agua no potable", paseando por Madrid

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo, amigo y mientras mayor me hago, más selectiva me pongo, no quiero perder mi tiempo y ganas con personas que no valgan la pena. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo y comparto plenamente tu criterio, querida Karyn.

      Eliminar
  2. Yo también estoy de acuerdo con lo que nos dice Karyn y corroboras tú, Francisco. Magnífico tu "Innecesario desapego. Por fortuna la edad nos va enseñando a decir que no, a saber distinguir entre unas almas y otras, o apreciar una beatífica soledad.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido amigo. No me cabe ninguna duda de cuál es tu forma de pensar y sentir que por fortuna, una vez más, compartimos. Aunque por mucha edad que acumulemos algunos románticos, no terminamos nunca de aprender. Abrazos.

      Eliminar